El Programa

En acto sobrio y moderno presentó la Mesa de la Unidad Democrática los Lineamientos del Programa de Gobierno de la Unidad Nacional. El 23 de enero, la fecha prometida, y esa ha sido una característica del proyecto unitario desde su inicio en 2009. Los tres discursos sumaron 13 minutos. Uno sobre el significado político del paso dado, otro sobre el proceso de elaboración del documento y el tercero acerca de su contenido. Todos los precandidatos lo firmaron, menos uno que sin embargo afirmó compartir por lo menos 160 de sus 165 páginas y que seguiría en la Unidad. No hace falta hablar mucho cuando se tiene qué decir. Las visitas a la página web de la Unidad, www.unidadvenezuela.org han aumentado exponencialmente, forzando modificaciones en el contenido. Porque los venezolanos quieren conocer en detalle las propuestas, que también pueden encontrarse aquí en globovision.com.

Hay un país nuevo que puede ser. Anunciado en la presentación del lunes por la mañana y en el debate del lunes por la noche por Globovisión, conducido con tino por Román Lozinski. Se puede discutir sin ofender, se puede alegar sin descalificar, y el país tiene a su disposición ideas, soluciones y equipos capaces.

Restaurar el espíritu de la Constitución se propone la Unidad, a través de cinco líneas fundamentales: Reconciliar al país y fortalecer la institucionalidad democrática; Poner el Poder Público al servicio del Buen Gobierno; Construir una sociedad productiva y de progreso; Mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos; y Desarrollar una política exterior para proyectar y promover confianza, respeto y prosperidad en el mundo. Toca a los ciudadanos comparar, juzgar y decidir.

PROTESTAS

La obscena represión a unas madres que protestaban frente Miraflores llegó al extremo de quitarle sus hijos para hacerles presión, pero al día siguiente la candela se prendió en el refugio de la caraqueña esquina de El Chorro y en un hotel de La Florida, donde los damnificados se impacientan ante la promesa incumplida. En los mismos días hubo trece protestas en tres días en las regiones. Los cacaoteros trancaron la vía a Oriente por 11 horas. Y pueden presagiarse otras por el incumplimiento del Plan Eléctrico en un 68%. Denuncia Rocío San Miguel que se quiere penalizar la protesta en la nueva Ley contra la Delincuencia Organizada. La cura del avestruz.

En 2011, dice el reporte del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, las protestas aumentaron en un 70% con relación a 2010. Al menos 5.338 protestas en el año, casi quince por día en promedio, la mayor parte de ellas relacionadas con los derechos sociales. No hay instigación o motivación política, nada que ver con “el imperio” al que el Presidente culpa de casi todo en remedo al discurso cubano, olvidándose que a diferencia del embargo a la isla, a Venezuela los americanos le compran y le pagan diariamente la mayor parte de sus exportaciones petroleras.

Reclamos laborales motivaron 2.093 protestas, mientras exigencias de vivienda 1.592 y demandas educativas 353, y la suma de protestas por derechos civiles como acceso a la justicia, seguridad ciudadana, problemas de los reclusos y participación cívica sumaron una de cada cuatro movilizaciones con 1.300.

En 2011 hubo más protestas que en ningún año de estos trece que lleva el actual gobierno. En 2011 las protestas superaron la cifra total (cerca a cinco mil) de los primeros cuatro años (1999, 2000, 2001 y 2002) sumados. Con una marca nacional de 164 en un año, las huelgas de hambre significaron un 4% de las protestas del año pasado.

¿Cómo puede alegar este gobierno que representa la estabilidad y la gobernabilidad?

LA UNIDAD POR ENCIMA DE TODO

El retiro de la precandidatura presidencial de Leopoldo López a favor de la de Henrique Capriles Radonski, algo natural en un torneo político democrático, movió el debate en el seno de la Unidad al involucrar a dos de los seis aspirantes. Como se acerca la fecha de la primaria, es dable que la temperatura suba un poco, lo que no es problema si se ventila con mesura. El tono general de la campaña ha sido respetuoso y no se puede despachar una sentencia por algunas expresiones inconvenientes. Cada competidor, como era de esperarse, procuró arrimar la brasa a su sardina. Llovieron las advertencias porque hay preocupación por cuidar la Unidad, señal del valor que se le da a la solidez del entendimiento. No había motivos para la alarma, pero las llamadas de atención no están demás, porque el trece todos queremos verlos a todos, cerrando filas para la batalla cívica decisiva.

El viernes, Pablo Pérez y Capriles Radonski ratificaron la Unidad y dijeron, casi en las mismas palabras desde lugares distintos en actos de sus respectivas campañas, que no están peleados y que la Unidad está garantizada.

DECISIONES DAÑINAS

Como cerrar el Consulado en Miami, que no le hace ni cosquillas al gobierno de Washington pero si causa problemas a muchos venezolanos, el retiro del mecanismo internacional de arbitraje a quien perjudica es a nosotros.

Daño a la credibilidad externa de Venezuela como país que no cumple sus compromisos, retroceso porque el arbitraje es un medio práctico y equitativo de resolver controversias y un avance con relación a los tiempos en los cuales los países más poderosos y sus empresas imponían la jurisdicción de sus tribunales. Al final, menos inversiones en Venezuela, aumento del riesgo país, intereses más altos e importaciones más caras, lo cual se traduce en disminución de oportunidades, empleos, producción y alzas de precios. Pura pérdida causada por un gobierno que no supo defender los intereses de Venezuela y le echa la culpa al árbitro por la incompetencia de sus delanteros y la vulnerabilidad de su defensa.

PETROLERAS

La salida del CIADI antes referida se debe a decisiones equivocadas de Pdvsa y el Presidente. A Pdvsa hay que prestarle atención. Por su valor estratégico para el país, pero también por los síntomas objetivos de un deterioro cada vez más inocultable. El incendio que en la refinería de Amuay que impide la refinación de 62.000 barriles cada día es sólo un dato, pero no aislado. Ello en un complejo de Paraguaná cuyo funcionamiento viene siendo del 63% de su capacidad, mientras los trabajadores de las refinerías declaran conflicto contra la corporación estatal.

La inversión de la empresa en producción sólo aumento 4% en 2011, mucho menos de lo necesario e incluso menos de lo planificado. Para explorar y producir había previsto 18.3 Millardos de dólares pero se quedó en 12, quinientos millones más que los 11.5 de 2010. En exploración, a juicio del economista José Guerra, invierte un tercio de lo que hacen las grandes empresas petroleras del mundo, sus competidoras.

Su endeudamiento ha aumentado. Un incremento del 1.097% en cinco años significa que se ha multiplicado por diez. Mientras tanto, las alzas en los precios del crudo no se reflejaron en incremento proporcional del ingreso petrolero nacional. Entre 2008 y 2011 el precio del barril subió 17% pero los ingresos de Venezuela solamente 0.4%.

Atención, pues, que eso es serio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios