Riña colectiva de Uribana cobra dos vidas y deja 128 heridos

La orden dada por los “pranes” (líderes del penal) es que el Coliseo debe continuar por tres días, es decir el día de hoy tiene que terminar.
En su totalidad el primer día sacaron un aproximado de 75 personas heridas por armas blancas, de las cuales dos fallecieron.
En los dos días que lleva la práctica sangrienta en la parte interna del penal se ha atendido un total de 55 privados de libertad heridos, para hacer un total de 128 personas heridas, cuenta totalizada por los mismos reclusos.
Hasta el lunes en la noche, las personas que eran atendidas por los paramédicos del penal y estaban heridas leves eran ingresadas nuevamente a Uribana. Pero hubo un grupo de 36 internos que se quedaron en las afueras de la cárcel, los enviaron hacia el anexo de la parte externa, en donde por un tiempo estuvieron alojados los presos de El Rodeo.
En las afueras del centro penitenciario se encontraban los familiares preocupados por la situación de sus seres queridos, pues los mismos continuaban en “Coliseo” y por ello se había suspendido el pase de paquetes. Cuenta una de las damas visiblemente angustiada, que su esposo estaba herido y no había recibido atención médica.
“El no introducirlos nuevamente al penal es irrumpir en los códigos internos de ellos”, expresaban los allegados a los reos. Además se conoció que el ambiente dentro del penal estaba tenso porque muchos de los heridos eran “luceros” (internos que forman parte del grupo de líderes)
Suturaron con pega loca
En vista de la situación de que no querían pasar a los 36 reos para Uribana, los “pranes” decidieron que no se sacaran más personas heridas, a pesar de que adentro el Coliseo continuaba.
Un privado de libertad indicó que no habían salido a tribunales por la situación que actualmente mantienen. Manifestó que en los dos días de lucha sangrienta en la parte interna del penal se había atendido un lote de 55 personas. La dotación de gasa, sutura e hilos con la que contaban se fue agotando y el día de ayer se las ingeniaron con lo que tenían.
Unas 22 personas recibieron asistencia. Aquellos lesionados que presentaban heridas leves, utilizaban pega loca para cerrar sus heridas y los más graves, les hacían torniquetes con sábanas, además de utilizar entablillados con madera y cartones, para inmovilizar el miembro lesionado. Cabe destacar que todos los internos están siendo atendidos por los “varones”, es decir, todos los compañeros privados de libertad que pertenecen a la iglesia evangélica.
Dos fallecidos
Júnior José Peña Aguilar (20) fue el primer interno que falleció producto de una herida en el abdomen. El segundo en fallecer fue Héctor José Martínez Yépez (28), quien presentó una herida cortante en la región intercostal; a él lo ingresaron a la emergencia del Hospital Central a las 2 de la madrugada, fue intervenido quirúrgicamente y una hora después falleció en plena operación.
Al igual, la mañana de ayer trasladaron al Antonio María Pineda a cuatro reos que resultaron heridos el lunes, se trata de: Luis Segundo Pérez (19) con una herida en la pierna derecha, Geomar Ochoa, con herida cortante en pie derecho; Yolvis José Guédez y Eduardo Javier Moreno, estos dos últimos heridos en el brazo derecho.
Autoridades calladitas
Familiares de los reos se encuentran angustiados, denuncian que el trato que están recibiendo es inhumano. Aunque Nelson Bracca, director de Uribana, les dio la cara a algunos seres queridos y explicó que los reos permanecerán en el anexo para preservar su vida. Sin embargo se trató de comunicarse con él  y no fue posible que atendiera a algún medio de comunicación.
Desde afuera
clamaban a Dios
Mientras la desesperación se incrementaba en las afueras del penal, un grupo de personas que asisten a la iglesia cristiana, en compañía de algunos pastores comenzaron a orar por la tranquilidad de la cárcel. Clamaban que Cristo tomara las riendas del penal y en el momento que ellos levantaban sus manos para implorar, algunos murmuraban que ellos sabían que la cosa estaba muy fea adentro. 
Se espera que el día de hoy culmine dicha práctica carcelaria que ha cobrado la vida de dos personas y ha causado lesiones a 128 privados de libertad.
Cae otro en Uribana
Derivado de los intensos hechos de sangre que comenzaron el lunes en el Centro Penitenciario de la Región Centroccidental, y que aún se mantenían este martes, resultó asesinado de múltiples impactos de  bala otro interno identificado como Domingo Enrique Muñoz Sandoval (20).
Este nuevo crimen, perpetrado en la cárcel considerada como la más peligrosa de Venezuela,   se reportó aproximadamente a las 3:30 de la tarde de ayer.
El “Sabandija”, remoquete   puesto por otros reos a quien consideran un desecho en el penal, era nativo del estado Yaracuy.
Según el TSJ, el 12/12/2006/, el hoy occiso, para ese entonces de 15 años, fue imputado por presuntos actos lascivos contra un niño de 5 años, cometidos el 24/01/2006/, en una granja de Sabana de Parra, en Yaracuy.
Fotos: Simón Alberto Orellana

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios