El valor del esfuerzo

Inculcar el valor del esfuerzo a las nuevas generaciones, es uno de los retos mayores para padres y para el sistema educativo.

A partir de allí es que se forma la motivación por el logro, por el trabajo creador que tanto necesita nuestro país e inclusive, el respeto por la labor del otro, reconociendo sus competencias, a la vez de dar lo mejor de nosotros mismos en la labor desempeñada.

Las ventajas con que cuentan los jóvenes para desempeñarse en cualquier campo, no tienen comparación en la historia, en lo particular, las de orden tecnológico y en el área de las comunicaciones, sin embargo, a la vez, tienen el riesgo de conducir al facilismo e impedir la dedicación que supone alcanzar una meta. Eso es lo que hay que tratar de evitar.
Recuerdo la época de maestra rural, estadal, de mi madre. Ella amaba su profesión de docente, pero para poder cumplirla debía trasladarse a lugares tan distantes, que llevaba hasta un día entero llegar a ellos y luego atravesar ríos a caballo, para poder llegar hasta el lugar donde se encontraba la escuelita. Hoy día, los profesores que son enviados a zonas rurales se colocan en carreteras a pedir cola a las nueve de la mañana, llegan a los pueblos, a las once y a las doce del mediodía, quieren regresarse a la ciudad.
No tienen ninguna vocación por enseñar, con el consiguiente daño a los alumnos. No quieren invertir el esfuerzo para ser buenos docentes.
En mi infancia, en mi pueblo, existía solo una planta de gasoil para iluminar al pueblo que la apagaban a las diez de la noche.
Cuando se dañaba, tardabamos hasta un mes para poder contar con iluminación. Claro, esto no justifica los apagones actuales, en una época en que se cuenta con tanta tecnología, pero lo que quiero ilustrar es que las personas de esa época aprendíamos a darle un valor mayor a las cosas. No contabamos con agua por tubería y sin embargo, no sentíamos flojera para buscarla en estanques, para cubrir el uso diario y hasta para regar las matas o plantas del jardín. Cuando aprendamos el valor del esfuerzo, seremos una gran nación y un gran país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios