Imputan nuevo delito a 45 internos de El Manzano

45 detenidos del sector C, del Centro Socio Educativo Pablo Herrera Campins, ubicado en El Manzano, al sur de Barquisimeto, fueron imputados ayer por el delito de daños al patrimonio público, por actuar contra el recinto penitenciario durante una reyerta la noche del martes.

Ayer en horas de la tarde el Tribunal de Control 1 de Barquisimeto, a cargo del juez Gerardio Arias acudió a las instalaciones del penal para realizar una audiencia preliminar a los involucrados en el hecho.

El director del penal Carlos Falcón informó que también estuvieron en la audiencia funcionarios de la fiscalía 18 y representantes de la Defensoría del Pueblo.

Falcón Informó, por otro lado, que no pueden cumplir las exigencias de los presos que están en el área de El Manzanito, quienes se cortaron los brazos y las piernas durante las últimas horas para exigir visitas conyugales o que los trasladen a un centro penitenciario.

Expresó que no les pueden dar respuesta porque no tienen competencia para hacerlo. Dice que ellos no pueden recibir visitas conyugales. “Este es un retén de menores; lo único que podemos hacer es recibir visitas especiales a aquellos privados de libertad que se portan bien, pero no es conyugal. La pareja entra, habla con el preso en presencia de un funcionario, le entrega la comida y ropa, pero no duerme en el penal”.

Recordó que la ministra Iris Varela se niega a recibir a estos reclusos en una cárcel. “Nosotros hemos tratado de tramitar el traslados y los reos le han escrito cartas desde hace meses pero la ministra se niega a darle respuesta. Ellos deberían estar en una cárcel y no en un reclusorio de menores”.

Aclaró que no negociarían visitas conyugales con los presos porque no es viable. “No podemos negociar lo innegociable, ellos deben dejar de causarse las heridas porque no podemos darle respuesta”.

Reveló que hasta la tarde de ayer sumaban 45 detenidos heridos. Decenas de ellos fueron sacados a los centros médicos. Algunos familiares estuvieron todo el día a las puertas del retén esperando información hasta que en horas de la tarde Falcón salió a la puerta y les aclaró que la situación ya estaba en calma y que los internos habían dejado la huelga de sangre.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios