Hombre se suicida tras agredir a su pareja con un cuchillo

Franklin Julián González Suárez (48) se quitó la vida la madrugada de este sábado, tras haber sostenido una fuerte discusión con su compañera sentimental, a quien agredió con un arma blanca la noche del pasado viernes, para luego autoinflingirse múltiples heridas, en los alrededores de su vivienda en el sector 2 del barrio El Coreano, en Barquisimeto.

Desde tempranas horas de la mañana se presentaron en el lugar del hecho efectivos de la Policía del estado Lara para resguardar la escena, pues varios de los parientes del fallecido lo habían hallado poco antes colgando por el cuello de la rama de un árbol de mamón, con lo que parecía ser una sábana enrollada.

Al momento de su muerte, Franklin sólo llevaba puestos unos calzoncillos. Aproximadamente a las 10:00 a.m. llegaron también al sitio funcionarios del Centro de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quienes luego de levantar varias evidencias, procedieron a bajar del árbol el cuerpo sin vida, el cual presentaba varias heridas punzopenetrantes en el tórax y abdomen, presuntamente autoinflingidas, por las que había derramado una cantidad considerable de sangre.

Luego que el equipo del Cicpc cargara el cuerpo a la furgoneta, se conversó con Mireya Suárez, hermana mayor del fallecido, quien vive al otro lado del sendero de tierra donde queda la vivienda del fallecido, explicó: “Oí que Franklin intentó apuñalar a su pareja y luego se cortó él mismo.

Ella era su amante de toda la vida y es del sector Santo Domingo. Nosotros vivimos en El Coreano desde su fundación”.
Señaló que su hermano se había suicidado como a la 1:30 de la madrugada, pero no podían encontrarlo por lo oscuro del sitio. Luego la propia compañera sentimental de Franklin regresó a ayudar a buscarlo, al enterarse que sus parientes no daban con su paradero.

Esto a pesar de que ella lucía una herida punzocortante en el lado izquierdo de su rostro, producto, presuntamente, de la discusión que había tenido con él la noche anterior. “

Ella venía a visitarlo cada quince días a hacerle compañía y plancharle la ropa.

Mi hermano siempre fue decorador de piezas de yeso. Le salían contratos en el este de Barquisimeto y Cabudare. Nunca había mostrado señales de ser violento”, dijo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios