Multitudes en Caracas tras orden de bajar precios

Las tiendas Pablo Electrónica y Daka de Caracas fueron cerradas este sábado por el Gobierno, acompañado por funcionarios de Indepabis y el Seniat, para ser sometidas a una revisión exhaustiva de los precios.

A los alrededores de las tiendas, largas colas de personas que se anotaban en una lista para poder adquirir sus productos, que será la próxima semana, entre miércoles o jueves, cuando abran de nuevo sus puertas. Aunque los mismos guardias nacionales -que resguardando los alrededores- aconsejaban anotarse, porque le venderán a los primeros que lleguen. Un cartel en la puerta decía: “Solo se venderá un artículo por persona”.

El gerente general de la tienda Pablo Electrónica, Ricardo García, manifestó que sostuvieron una conversación cordial con la comisión presidencial, quienes durante los próximos días realizarán una revisión exhaustiva de la lista de precios de los más de seis mil productos que la tienda oferta.

“Fuimos visitados por una comisión de la presidencia de la República, y estamos haciendo una revisión de los precios, porque tuvimos unos productos que estaban fuera del costo del mercado. Esto tomará unos días, para ser sometidos a la reacción de los mismos, por eso estaremos cerrados la próxima semana”, señaló el gerente.

Enfatizó que están recibiendo la custodia de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana, y que “no es una toma, sino una revisión exhaustiva”, para sugerir un considerable y razonable precio de sus productos. Pero aclaró que no están obligados a colocar los precios que le impongan. “Sino que serán precios sugeridos, razonables, que ellos consideren para la comercialización”.

Por su parte, el presidente de Indepabis, Eduardo Samán, declaró: “Están incrementando los precios de forma injustificada, por eso estamos realizando esta medida, que será aplicada en todos los establecimientos de electrodomésticos, calzados, ropas y alimentos, quienes se verán en la obligación de bajar los precios hasta agotar la existencia”.

El coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, explicó que estas medidas tomadas por el Gobierno de Nicolás Maduro ha esparcido el miedo entre los comerciantes de todo el municipio Libertador, quienes tienen miedo a abrir sus puertas ante posibles sanciones por parte del Indepabis de liquidar su mercancía.

“Estamos a favor de los procedimientos del Estado para impedir especulación en el precio de los productos, pero calificamos de show politiquero el rematar los productos a precios inverosímiles llevando a la ruina a comerciantes que tienen una vida trabajando por el país”, añadió Rojas. Un vecino de La Candelaria comentó: “Ayer y hoy podías ver a nuestros vecinos expresando que esta no era la forma de combatir el desabastecimiento, y que lamentaba ver cómo comerciantes de toda la vida en La Candelaria en un abrir y cerrar de ojos podía ver arruinado su negocio”.

Un integrante de la Asamblea de Ciudadanos de La Candelaria manifestó que los comerciantes de esta zona tienen miedo de ser presas de estas medidas, y están pensando en no abrir las puertas para impedir que sus tiendas sean liquidadas por el Estado.

“Tenemos que comprender que es imposible conseguir dólar a 6,30 para que los comerciantes compren los electrodomésticos, el problemas radica en el control de cambio aplicado por el Gobierno que tiene la inflación disparada algo que escapa de las manos de este sector”, agregó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios