Maniatado localizan cadáver en Los Mochuelos de Pavia

joven asesinado en los portachuelos por la circunvalacion BARQUISIMETO ESTADO LARA 18/09/2015 FOTO ANGEL ZAMBRANO

A las 11:00 de la noche del jueves se escucharon dos detonaciones en el sector Los Mochuelos de Pavia, en la parroquia Juan de Villegas del municipio Iribarren. Nadie se atrevió a salir de sus casas. Al amanecer del día siguiente, un grupo de evangélicos que diariamente transita por ese camino de tierra visualizó, entre el monte y la basura, el cadáver de un hombre de piel morena y contextura robusta. Estaba de manos atadas hacia atrás con una liga elástica de amarre para motos.

Varios vecinos se acercaron pero nadie lo reconoció. Vestía bermudas beige, franela gris con franja azul y blanco, bóxer negros, calzaba unos zapatos con trenzas marrones. Por su apariencia no superaría los 25 años de edad.

Aunque el cuerpo no tenía ni 12 horas en el sitio, emitía fuertes olores y eso atrajo a los animales silvestres que le carcomieron un área del brazo izquierdo.

Los vecinos se comunicaron con los uniformados de la comisaría de Pavia quienes resguardaron la escena del crimen hasta la llegada de los efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas  (Cicpc) quienes lo llevaron a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

Se presume que en ese mismo sitio lo asesinaron. Se habló de que tenía dos heridas causadas por proyectiles, una en la cabeza y otra en la espalda.

Lo identifican en la tarde

Una hora antes de que los vecinos de Los Mochuelos escucharan las detonaciones, Juan Carlos Alvarado fue raptado por antisociales en La Carucieña. Los familiares alarmados porque no llegó a dormir a su casa, lo buscaron en todas las comisarías de la ciudad y en las emergencias de los importantes centros de salud.

No dieron con su paradero sino hasta en horas de la tarde cuando supieron que en la morgue estaba un cuerpo sin identificación. La búsqueda había terminado, en efecto se trataba de Juan Carlos.

La víctima residía en el sector II calle 13 de La Carucieña. Por la manera en que ocurrieron los hechos, el organismo criminalística presume que se trate de una venganza pero las razones aún no están determinadas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios