Localizaron dos cadáveres en la cima de un cerro

Karina Peraza Rodríguez/Fotos: Ángel Zambrano |

Desde hace ocho días comenzaron los rumores en toda la población de Pavia de unas personas desaparecidas, pero no daban con ellos, ningún doliente aparecía, solo indicaban que habían dos hombres muertos en un cerro.

Fue a las 11:30 de la mañana de ayer, cuando la Policía del estado recibió una llamada anónima indicándole el sitio exacto donde se encontraban los cadáveres. Era el sector Laguna Amarilla del cerro El Cardón, en Pavia, municipio Juan de Villegas, al oeste de la ciudad.

Los uniformados entraron en su patrulla por Yabalito, recorrieron diez minutos de camino, todo de tierra, se bajaron de la unidad y les tocó caminar peinando la zona.

Al comenzar es un terreno con vegetación árida, la vía es amplia, luego se comienza a poner angosto y los uniformados debieron caminar uno detrás del otro porque el camino que está rodeado de tunas, cardones, sábilas y árboles de cujíes, permite que pase una sola persona a la vez.

Luego de 20 minutos de camino a pie se encontraba el primer cadáver: era un hombre, su cuerpo estaba tendido boca abajo, no tenía camisa, cargaba unos blue jeans y zapatos casuales color marrón. Se le observaron aproximadamente cuatro orificios en la cabeza, ocasionados por el paso de un proyectil.

De cinco a seis metros estaba el segundo cuerpo; se trataba de otro hombre, también sin camisa, con blue jeans, hasta la rodilla allí estaban enrollados, parte de sus piernas eran hueso porque los animales se los habían comido, así como el lado derecho de la cadera. En su mano derecha tenía puesta una pulsera de pepas blanca y roja, hacia la parte de la cabeza había otra especie de cordón destrozado de colores, azul, amarillo y rojo, al lado del cuerpo, del lado izquierdo estaba un zapato deportivo gris con azul.

En la mano izquierda tenía un disparo, parte de sus dedos estaban comidos y se le apreciaban al menos seis disparos en la cabeza.

Ambos estaban descompuestos, sus cuerpos estaban irreconocibles, hinchados, no tenían cuero cabelludo, su piel estaba oscura del mismo proceso de descomposición, se presume que la data de muerte de los dos hombres pasa los ochos días.

Ambos portaban unas cedulas de identidad, el primero quedó identificado como: Javier David Herrera Hernández, de 20 años de edad y Yhonjairo José Zambrano Jiménez, de 30 años.

Nadie reconocía los cadáveres y según algunos reportes aparentemente son de la población de Sanare, municipio Andrés Eloy Blanco. Dicha versión no fue confirmada, porque al lugar no llegó doliente alguno.

Cambuches en la zona

Cabe destacar que a 100 metros de donde se encontraban los cadáveres estaban siete cambuches, cada uno con una distancia de  cinco metros uno del otro. Fueron construidos con palos, tablas y sabanas, unos más elaborados que otros, allí tenían tendederos con ropa, ollas, colchonetas dentro de los refugios y había mucha evidencia que en esa zona recientemente habían personas.

Según la información policial esa área tiene varias entradas, la principal que es la del sector El Yabalito, es territorio de Los Betas, así mismo tiene algunos otros lados en donde se mueven Los Mechupas y también la banda Los Menores.  Lo cierto es que se cree que esta especie de campamento es utilizado para llevar personas secuestradas o que los delincuentes usan para escapar de la justicia.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc acudieron al lugar de los hechos e hicieron el respectivo levantamiento de los cadáveres y trasladados hasta la morguecita.

Se espera que en las próximas horas le lleguen los familiares para que identifiquen plenamente a las víctimas fatales y saber verdaderamente que fue lo que pasó con estas personas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios