Por una caja de condones se metieron a ambulatorio

Karina Peraza Rodríguez | Iván Piña |
AMPONES ROBAN EN AMBULATORIO DE URB. LOS RASTROJOS EN CABUDARE. 04/12/2015. FOTO IVAN PIÑA

A las 6:30 de la mañana una de las trabajadoras del ambulatorio Urbano tipo I Los Rastrojos, ubicado en la parroquia José Gregorio Bastidas del municipio Palavecino, se dio cuenta que los ladrones se habían metido al centro asistencial.

Es la segunda vez en menos de un mes.

En está oportunidad los delincuentes entraron por el techo quitaron una especie de cúpula y violentaron una reja que da directamente hacia la oficina de coordinación del ambulatorio.

Revisaron todos los estantes, en medio de todo reventaron unas ampollas de diclofenac y metoclopramida, medicamentos que tenían en la despensa para el uso de los pacientes, así mismo se llevaron consigo algunos desparasitantes de niños, una impresora, dos kilos de jabón que tenían para lavar unas sábanas y una caja de condones.

Dejando todo desordenado, abrieron la puerta y forzaron un cuarto, pero no encontraron más que cartón y se fueron, así lo informó la doctora Zenaida Ferrer, coordinadora del centro asistencial.

La doctora comenta que es la segunda vez que se meten en el ambulatorio y por el mismo lugar.

El primer robo fue el 12 de noviembre, también dejaron las cosas regadas, pero solo fue papelería lo que se llevaron consigo.

Comenta que aun cuando no se llevaron bienes de mucho valor, sienten un gran dolor que se atente contra el centro asistencial, el cual es beneficio para la misma comunidad de Los Rastrojos y sus adyacencias y que es mantenida por sus trabajadores y miembros de la comunidad.

La doctora indica que en el centro asistencial además de medicina general, tienen un nutricionista y un geriatra con lo cual se benefician los adultos mayores, quienes son los que más comparten en el lugar e inclusive los maleantes le llevaron un bingo que utilizaban como medio de distracción para los ancianos. Algunos derramaron sus lágrimas cuando supieron la triste noticia.

Este centro asistencial el día de ayer tenía sus puertas cerradas. Sirve a un promedio de 30 a 50 personas.

La doctora y los trabajadores del ambulatorio hacen un llamado a las autoridades para que investiguen estos constantes robos que se cometen en contra de centros asistenciales.

Comentan que la vez pasada se hizo la denuncia y todo quedó allí; nunca se busca a los responsables y los afectados no son ellos si no los pacientes.

Miembros de la comunidad aseguraron que a pesar que a un lado queda la plaza es una zona insegura y carecen de mucho patrullaje.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios