FOTOS: 14 veces han robado el ambulatorio

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Ángel Zambrano |

Entre 2015 y lo que va de 2016 los delincuentes no han perdonado el ambulatorio de El Ujano. Poco a poco lo han ido desvalijando.

La madrugada de ayer fueron víctimas de una nueva irrupción hamponil.

Aprovecharon el fin de semana largo y forzaron una reja, se metieron al centro asistencial, entraron a la sala de cura, de donde se llevaron soluciones, gasas, algunos remedios e implementos para suturas. Irrumpieron en un consultorio y cargaron con un tensiómetro, el glucómetro; a punta de patadas y golpes destrozaron la puerta del laboratorio, acabaron con todo lo que estaba a su paso.

Además, los malandros se llevaron dos aires acondicionado, cuentan Carmen Domínguez y Deyasur Duque, ambas enfermeras del ambulatorio urbano tipo I El Ujano, ubicado en la calle 13 entre carreras 6 y 7 de la segunda etapa.

Del robo se dieron cuenta a las 7:00 de la mañana de ayer, cuando llegó el personal a laborar y se percataron de los daños.

Las mujeres indican con tristeza que poco a poco los han ido desvalijando y de este modo han tenido que ir disminuyendo la atención al público.

En robos anteriores los delincuentes cargaron con cocina, nevera y horno microondas, que eran del personal, y además los dejaron sin ventiladores.

Los último que se llevaron fue la nevera de las vacunas. Desde ese entonces no cuentan con ese servicio. Aquella madre que desee vacunar a su bebé debe acudir al Hospital Militar.

Tampoco tienen agua desde hace cuatro meses, porque hasta con los tubos han acabado.

“Nos sentimos tristes, decepcionadas, estamos trabajando con lo poco que nos queda”, comenta Domínguez.

Duque señala que están cansados de acudir a varios organismos para ser atendidos, además de que piden que les repongan lo robado, pero nadie les da respuesta.

“Nosotros queremos que venga el gobernador Henri Falcón y no que mande a sus representantes, porque no hacemos nada”, enfatizan el grupo de trabajadores del ambulatorio.

Cerrado por robo

En la puerta del centro asistencial colocaron un cartel que indica que está cerrado por robo.

Al menos de 50 a 80 personas se dejaron de atender el día de ayer y es que se reciben personas de trece comunidades. Se estima que mensualmente son entre 500 y 700 los beneficiados por este centro asistencial.

José Sabino Lucena, miembro del Consejo Comunal, es un señor de la tercera edad quien hace el primer recorrido por el ambulatorio e indica que no se aguanta la inseguridad. Explica que en el lugar existe un módulo se seguridad en el que no tienen policías desde hace 15 años.

Donde está el ambulatorio son áreas comunes con un preescolar y con una prefectura, la cual fue asaltada por los mismos maleantes, que se apoderaron de escritorios y reventaron pocetas y lavamanos.

“Nos vemos mañana si es que dejan ambulatorio”, dice el señor Lucena al despedirse de todo el personal del centro asistencial, haciendo referencia a que pronto se llevarán “hasta los bloques”.

Parte del personal médico y enfermero además dicen sentir temor, porque en horas de la tarde a las instalaciones donde se encuentra el ambulatorio se mete un grupo de hombres quienes se la pasan consumiendo droga, aunque no los miran, ni tocan a ellos sienten miedo a que algo les pudiese ocurrir.

Esperan que en está oportunidad algún organismos los ayude y escuche o por lo menos les envíen vigilancia para la zona.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios