FOTOS Dejando Huellas benefició a familias de escasos recursos

Mariángel Massiah / Foto: Héctor Andrés Segura |

Para nadie es un secreto que con el incremento acelerado de la inflación de este año, a los padres de familia se les hizo una tarea difícil conseguir los recursos para hacerle frente a los gastos de uniforme y útiles escolares de los más pequeños del hogar.

Frente a esta irregularidad, la Fundación Dejando Huellas en la mañana de ayer hizo entrega de 1.000 kits escolares a niños de primero a sexto grado previamente censados en las comunidades más vulnerables de Iribarren, en su sede principal ubicada en la Avenida Venezuela.

Francisco Castellano, director de atención integral de la Fundación del Niño Dejando Huellas, informó que la actividad conforma parte del programa que lleva por nombre Retorno a clases, que tendrá lugar en los nueve municipios del estado Lara.

El día miércoles fueron beneficiados los niños del municipio Crespo, este jueves la visita fue para Jiménez (inclusive en Cubiro repartieron más de 200 combos) y continuarán para la próxima semana en las parroquias foráneas, hasta completar toda la entidad.

El kit trae consigo: seis cuadernos, seis lápices, un borrador y un sacapuntas. Parte de lo que considera Castellano, insumos necesario para que los niños comiencen el próximo año escolar  2016-2017, siendo una ayuda requerida para cada uno de los representantes que no tienen cómo costear una lista de útiles.

Es un programa que se realiza desde hace más de cinco años. “Nosotros a diario recibimos solicitudes que fueron tomadas en cuenta por parte de la institución y hoy día les estamos dando respuestas”, expresó Castellano.

Cuando este proyecto comenzó, el kit era entregado junto a un bolso, una enciclopedia que iba desde primero hasta sexto grado  y repartían más de 20.000 unidades. Ya el siguiente año, debido al aumento de los precios tuvieron que disminuir su dotación a 15.000, y así fue progresivamente mermando hasta llegar a la cifra de 4.000 combos en todo el estado. Castellanos reiteró que la grave situación que afronta el país los obligó a disminuir la ayuda escolar.

“Gracias a Dios recibimos esta ayudita. Esto es lo que tiene que hacer el gobierno para amparar a las familias pobres y de bajo recursos. En nuestra caso no tenemos cómo hacerle frente a todas las responsabilidad con los altos costos del mercado, este combo en el lo que tiene que hacer el gobierno para amparar a las familias pobres y de bajo recursos. En nuestra caso no tenemos cómo hacerle frente a todas las responsabilidad con los altos costos del mercado, este combo en el mercado sale en más de 5.000 bolívares y nuestro sueldo ni siquiera nos alcanza para comer bien”, expresó Carolina Colmenares, una de las beneficiarias.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios