Localizan a un hombre muerto dentro de un local abandonado

Marlyn Silva/Fotos: Ángel Zambrano |

Un olor fétido inquietó a los comerciantes de los locales ubicados en la avenida Pedro León Torres  y, ayer en la mañana, dieron con el motivo. Un hombre estaba muerto dentro de un  establecimiento vacío, ubicado en la citada avenida con calle 25.

El cuerpo estaba tendido de cara al suelo, con gusanos caminándole por las extremidades y la piel ennegrecida, características por las cuales los forenses calculan que el individuo había fallecido hace aproximadamente ocho  días.

Su aspecto era el de un hombre maduro, de unos 40 años. Su vestimenta era sencilla, pero no andrajosa. Le cubría el  torso una chemise roja con líneas blancas y las piernas, un bluyín. Calzaba zapatos negros con trenzas azules.

El lugar donde fue localizado permanece vacío  desde hace unos dos años, comentó un empleado de los propietarios. Antes era la sede de un concesionario. Pero ahora  solo es un local amplio con paredes desconchadas en el exterior y con esqueletos metálicos de lo que antes fue un aviso publicitario.

El portón lateral tenía puestos los candados y no había indicios de que los hubiesen violentado. Se desconoce cómo ingresó el hombre al local abandonado ni qué lo motivó a hacerlo. El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) se encargó de llevar el cadáver hacia la morguecita del Cementerio Nuevo, donde el forense ejecutaría  la autopsia para así determinar cuál fue la  causa de la muerte.

Sin identidad

La madrugada de ayer, llegaron a la morgue del Hospital Central  Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) dos  cuerpos carentes de documentos de identidad. Provenían  de Sarare y tenían  heridas producidas por armas de fuego.

Ambos eran hombres, uno moreno y uno de piel  blanca. El primero, vestía un pantalón negro y una chemise verde. En los pies llevaba zapatos marrones. Parecía tener unos 20 años y lo mató un impacto de bala en la cabeza.

Al segundo, lo vestía un pantalón azul y una chemise amarilla. De calzado llevaba  unas botas deportivas verdes. Él también tenía un disparo en la cabeza, pero le entró en el pómulo derecho.

Descubrieron los cuerpos en una zona enmontada cercana a la finca Las Parcelas de Sanare.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios