Alejandro Guerra vuelve a la Vinotinto

Carlos José Méndez / Foto: Archivo |

Recuperado a pleno de la lesión que lo mantuvo casi dos meses fuera de las canchas, el mediocampista Alejandro Guerra, pieza estelar en el Atlético Nacional colombiano, recibió el llamado de Rafael Dudamel, seleccionador de Venezuela, para encarar los duelos ante Uruguay en Montevideo y frente a Brasil en Mérida, jueves 6 y martes 11 de octubre, en las jornadas 9 y 10 de las eliminatorias suramericanas rumbo al Mundial Rusia

Guerra es uno de los 18 “legionarios” incluidos por Dudamel en el nuevo llamado, con nombres familiares como los de Tomás Rincón (Génova, Italia) y Salomón Rondón (West Bromwich, Inglaterra), más Juan Pablo Añor (Málaga, España), este último en un formidable estado de forma y que pretende volver a brilla, como lo hizo el mes pasado en el duelo contra los argentinos, aquel donde firmó una perla de gol a lo Lionel Messi.

“El Lobito” fue una de las ausencias en la doble fecha anterior, debido a que para entonces completaba la fase final de su recuperación, tras operarse la rodilla izquierda, semanas luego de la Copa América Centenario, disputada en julio.

El mediapunta caraqueño viene de disputar como titular el último encuentro de su club, el Atlético Nacional, ante el Sol de América paraguayo, que terminó en triunfo 2-0 y significó el avance a los cuartos de final de la Copa Sudamericana. El criollo jugó 88 minutos y dio señales de estar totalmente recuperado.

Aparte del regreso de Guerra, otra novedad es la presencia de Andrés Ponce, del Lugano suizo, quien entra por Cristian Santos, descartado en esta ocasión por sus poca participación en el Alavés español, además del llamado sorpresivo del zaguero Yordan Osorio, del Zamora, y del volante defensivo Aristótelles Romero, del Mineros. Osorio y Romero convencieron al cuerpo técnico en un módulo de preparación realizado la semana pasada en el Metropolitano de Cabudare y son parte de la apuesta del técnico Dudamel, de seguir compitiendo en el proceso hacia Rusia 2018, pero también ir sembrando los frutos de cara a Qatar 2022.

En el presente proceso clasificatorio, la oncena nacional acumula apenas dos puntos en ocho jornadas, pobre cosecha que le tiene relegada a la última casilla de la clasificación, ya sin chances de pelear por uno de los boletos mundialistas.

Viene de empatar 2-2 con Argentina, en un careo que ganaba 2-0, y espera salir con resultados positivos ante Uruguay y Brasil, los dos primeros de la tabla con 16 y 15 puntos respectivamente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios