Sectores de la sociedad civil debatieron sobre situación actual en la AN

Marbelia Girón | Fotos: Oswaldo Azuaje |

Tras una serie de hechos irregulares, en los que la Asamblea Nacional amaneció sin servicio eléctrico y grupos oficialistas rodearon los accesos al Palacio Legislativo, a fin de impedir la sesión ordinaria de este jueves, ésta, superando dichos obstáculos, se inició pasadas las once de la mañana, con el objeto de recibir a representantes de diversos sectores de la sociedad venezolana para continuar el debate sobre la ruptura del hilo constitucional y la situación actual de la democracia en nuestro país.

La discusión se inició con la participación de ciudadanos que presentaron denuncias en contra de los recientes operativos policiales. Al respecto, Brigit Duarte señaló: “Ya no le temo al hampa común, le temo al hampa uniformada”, mientras que José Gregorio Rada recordó que el pasado 13 de abril ajusticiaron a 12 personas, de las cuales 4 eran estudiantes. “Nos sentimos más seguros sin la presencia de esos funcionarios uniformados”, apuntó.

Entretanto, los diputados oficialistas se retiraron argumentando ilegalidad de quórum y anunciaron que se irían a Miraflores con manifestantes. A continuación, los diputados Mariela Magallanes y Jorge Millán acompañaron a ciudadanos que denunciaron funcionamiento del recién implementado sistema de distribución de alimentos, denominado CLAP.

Al respecto, Sol Guerra señaló que “una familia que simplemente no se identifica con este gobierno no recibe su bolsa de alimentación”.

Estamos en una dictadura militarista

Posteriormente, durante su intervención, la coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), Marcela Maspero, afirmó que Venezuela está al mando de un régimen militar y anunció que el sector laboral se unirá al “Gran Paro Cívico Nacional” del 28 de octubre.

“Afrontamos la ruptura del orden constitucional generado por las últimas decisiones que dejan muy clarito que estamos en una dictadura militarista en este momento. Denunciamos  que el 95 % de esas empresas no producen nada, porque la mayoría de ellos que son militares convirtieron a las empresas en sus parcelas y vendieron nuestras riquezas naturales. Han convertido estas empresas en fábricas de perseguidos, acosados, despedidos solo por el derecho a producir en Venezuela. Hombres y mujeres, mañana 28 de octubre llamamos a la participación en la hora 0 cívica nacional. Convocamos al Gran Paro Cívico Nacional, vaciemos las calles, que nadie salga de casa”, resaltó.

Estudiantes denuncian hostigamiento

Por su parte, el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela Hasler Iglesias, durante su derecho de palabra, denunció la violación de derechos humanos de jóvenes venezolanos, así como el hostigamiento a los estudiantes universitarios que están en contra del gobierno.

“Señores no nos han amedrentado y no van a amedrentar al movimiento estudiantil venezolano (…) Mis hermanos, los jóvenes de Venezuela vamos a expresarnos en las calles de Venezuela ante la falta de elecciones”, expresó.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios