No aguantó un juego y cometió un crimen

KPR / Foto: Ángel Zambrano |

Yoirlan Eduardo Castellano Pérez, de 25 años de edad, el domingo fue trasladado al Hospital Pastor Oropeza del Seguro Social con una puñalada en el abdomen del lado izquierdo. El joven fue operado, parecía estar evolucionando, pero a las 3 de la tarde del lunes sufrió un paro respiratorio y murió.

Marioxi Giménez, comenta que su hermano estuvo en su casa en horas de la tarde del domingo, luego de bañarse se fue para la casa de su madre en la calle 1A, de la manzana D del sector I del barrio José María Vargas, al oeste de la ciudad.

Lo que le contó la madre es que el joven a eso de las 6 de la tarde se sentó con un vecino de la cuadra en la acera de nombre Cheo, al cual conocía desde su niñez.

Castellanos Pérez, aparentemente comenzó a jugar de palabras con Alí Cuicas, conocido como Cheo, al parecer sus comentarios fueron pesados y éste se molestó. Se levantó de la acera entró a su casa y regresó con un cuchillo y le dio una puñalada al joven delante de su madre y los vecinos que se encontraban en ese momento en la calle jugando dominó.

Cheo, como si nada hubiera ocurrido, entró a su casa con el cuchillo en la mano  bastante tranquilo.

Zulma Reyes era la pareja del joven fallecido, explicó que tenían cinco años viviendo juntos, se ganaba la vida como ayudante de albañilería y aseguró que era una persona que no se metía con nadie, muy buena persona, no entiende como un juego de palabras pudo haber llegado tan lejos.

El fallecido era el segundo de tres hermanos.

Cabe destacar que el presunto homicida tiene 20 años, está totalmente identificado y es buscado por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc, quienes acudieron a su residencia pero ya no estaba, por lo que ahora se convirtió en un prófugo de la justicia.

Cheo, actualmente estaba bajo régimen de presentación, pues recientemente, en  octubre fue detenido por efectivos de la Policía del estado Lara por el delito de robo de vehículo.

 

Fueron tres sujetos

Sobre la muerte del taxista Jesús Antonio Salas Rivero (32), se conoció que el mismo fue abordado por varios sujetos quienes le solicitaron una carrera hasta el barrio El Coreano, zona oeste de la ciudad.

Aparentemente fueron tres sujetos los que se encuentran implicados en este hecho. La víctima fatal residía en la calle 46 con carrera 29, tenía más de cinco años dedicado al oficio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios