Delincuente trató de huir pero fue abatido en Cumaná

José Manuel Zaá | Cortesía |

Luego de meses de incesante trabajo, labores de inteligencia y varios delincuentes abatidos, una comisión especial del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional en el estado Lara logró dar, en Cumaná, estado Sucre, con el peligroso hombre que tenía sometidos a los agricultores de Morán y Jiménez: Ruperto Jesús Saavedra, de 40 años de edad, alias El Bachaco.

Desde las 10:00 de la mañana de este jueves comenzó el barrido de los cuerpos de seguridad en el barrio Brasil, al oeste de la ciudad oriental, en busca del líder de una de las bandas más temidas en la entidad larense, dedicada a matar, secuestrar, al tráfico de drogas y a extorsionar.

Según informó una fuente vinculada a la investigación, en horas del mediodía, en una vereda de la calle 5, del sector II de la localidad, los efectivos militares avistaron un Toyota Corolla del año 2005, color blanco y de placa AA635UD, en el que ellos sabían que se trasladaba y que está a nombre de su esposa.

Al notar la presencia de los funcionarios, El Bachaco y otros cinco sujetos hicieron frente a la comisión con sus armas de fuegos e hirieron de muerte a Roger José Zapata, un hombre inocente que quedó atrapado en el tiroteo. Desde una residencia Ruperto Jesús resultó herido y sus compinches terminaron huyendo.

El Bachaco fue ingresado sin signos vitales al ambulatorio de La Llanada (comunidad vecina). Portaba un cédula que le pertenecía a Orexis Rafael Villahermosa Maestre (V-8.271.388). Mientras tanto, en el sitio del suceso, los sabuesos encontraron un revólver 38., marca Smith & Wesson.

 

Buscó protección de El Tren de Aragua

Relató la fuente militar que el procedimiento fue fruto de un importante trabajo de seguimiento, pues El Bachacho se había enconchado en Cumaná, debido a la presión policial que lo obligó salir de Humocaro Alto, desde donde operaba normalmente.

Pasó por varios estados, conduciendo solo, a bordo del Corolla blanco.

Partió de Barquisimeto, hace tres  días, luego de entregar calcomanías a unos caficultores que extorsionaba en la capital larense. Salió por Yaracuy, pasó por Valencia e hizo una parada en la ciudad de Maracay, en donde buscó protección con un hampón de El Tren de Aragua.

Posteriormente siguió hasta Caracas, se dirigió a Margarita y se detuvo en Cumaná. Allí fue resguardado por El Negro Malo, un peligroso azote oriental.

 

Decididos a erradicar la banda

Tras la caída del líder, la banda de El Bachaco pende de un hilo y solo quedarían unos diez integrantes en las calles.

Es por ello que, según la fuente oficial, el Conas está decidido a erradicar la organización delictiva y continuará la búsqueda de los delincuentes en Humcaro Alto, Humocaro Bajo, Quíbor y El Tocuyo.

 

Largo prontuario

El Bachaco, aspiraba llegar a ser una leyenda delictiva en la región centroccidental del país y tenía  como modelo a seguir, al difunto José Antonio Tovar Colina, conocido como El Picure.

Era exintegrante de Los Intocables, una de las mayores bandas de Venezuela, de la cual decidió separarse para emprender su propio camino desde hace dos años. En su pueblo natal montó su guarida de operaciones.

Estuvo involucrado en múltiples homicidios desde el año 2001 y tras las rejas en dos oportunidades. Asimismo, fue parte del robo efectuado a la diputada al Consejo Legislativo del estado Portuguesa, Bella Petriccio, perpetrado el 8 de julio del 2012, en la urbanización Villa Antigua de Araure.

Estuvo recluido en la cárcel de Trujillo, pero luego de cancelar una fuerte suma logró fugarse. Desde la cárcel de dicha entidad andina también salían las llamadas de extorsión en su nombre.

El Bachaco además está “fichado” en el asesinato del hijo del vicepresidente del Concejo Municipal de Morán, Freddy López, cometido el 4 de abril del presente año.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios