FOTOS: Reos queman y apuñalan a dos compañeros de celda

Marlyn Silva | Fotos: Ángel Zambrano |

Los crímenes por violaciones de los códigos internos establecidos entre los hombres arrestados en los centros de detención preventiva en el territorio larense siguen en ascenso.

Ayer, por primera vez este año, ocurrió un doble homicidio en la sede del Servicio de Garantías del Detenido de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), ubicado en la avenida Carabobo con avenida Libertador de Barquisimeto.

El acordonamiento de la cuadra donde está el centro de reclusión de la Policía Nacional y los numerosos funcionarios resguardando el perímetro daba cuenta de la gravedad de lo que dentro de las celdas había ocurrido.

Al hacer el conteo diario de los reclusos en la celda número dos, durante las primeras horas de la mañana de ayer, los uniformados del turno encontraron los cuerpos sin vida de Eudomar José Rodríguez Sivira, de 23 años, y de Eduardo José Caldera Mendoza, de 27. A uno de ellos lo apuñalaron en el abdomen hasta extraerle parte de las vísceras y a ambos les prendieron fuego en el rostro.

Para atacarlos con mayor facilidad se presume que esperaron verlos dormidos, avanzada la noche del martes.

El ensañamiento para cometer el crimen, presuntamente, lo motivó una deuda de Rodríguez y Caldera con los 44 prisioneros con los cuales compartían el calabozo. La versión dominante en cuanto a los pormenores del asesinato contenía como raíz del problema el hecho de que ambos reclusos como “los que llevan el carro” o jefes de ese calabozo pidieron a cada reo 10 mil bolívares para comprar juguetes para los hijos y poder darles un regalo de Navidad.

Todos cancelaron la suma, pero luego de varios días de espera la mercancía no llegó. Al sentirse estafados decidieron vengarse.

De acuerdo a la comunicación oficial del comisionado Geverling Escalona, jefe del Servicio de Garantías del Detenido, los reos de la celda donde se perpetró el homicidio se atribuyeron el asesinato y argumentaron que lo hicieron porque Rodríguez y Caldera pretendían comandar el lugar y fijar normas para beneficiarse con dinero.

Para atender el caso acudió a la sede de la Policía Nacional el fiscal 13, Addis Salcedo. Se informó que para el viernes 23 de diciembre está pautada la audiencia preliminar.

Para esta semana estaba previsto el traslado de entre 60 y 70 detenidos, la mayoría tenía destino el Centro Penitenciario David Viloria. Por el homicidio de los dos reclusos, el procedimiento fue suspendido.

Presos por robo y homicidio

Rodríguez estaba detenido desde diciembre de 2014 acusado por los delitos de robo agravado de vehículo y resistencia a la autoridad. Caldera, presuntamente, antes de llegar a la capital larense se había fugado de la cárcel de Tocorón y sobre él pesaba un antecedente por homicidio cometido en 2014 y permanecía en los calabozos de la PNB desde el 16 de enero de este año.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios