Tres personas asesinadas y quemadas dentro de un carro

Karina Peraza Rodríguez | Ángel Zambrano |

Desde la población de San Miguel se hicieron reiteradas llamadas de auxilio hacia la estación de Polilara en Quíbor, en el municipio Jiménez. Solicitaban la presencia policial e indicaban que un grupo tipo comando se había llevado a unas personas que estaban en las adyacencias de una cancha.

Los residentes del pueblo entraron en pánico, porque las personas que llegaron andaban en camionetas y vehículos con chalecos antibalas, portando armas cortas y largas.

Tras encontrarse con tres hombres los golpearon, y por el terror de los presentes comenzaron a disparar hacia el aire para que nadie se atreviera a intervenir. Ante la mirada de muchas personas obligaron a los jóvenes  a subir a unos vehículos y se fueron del lugar.

A eso de las 9 de la noche del sábado, ya había transcurrido una hora después de lo ocurrido en San Miguel y las autoridades de la población de Quíbor les reportaron que en el caserío Mocundo, vía hacia el caserío El Jebe, del mismo municipio Jiménez, estaba un vehículo totalmente calcinado y dentro  del mismo tres personas fallecidas y totalmente quemadas.

Trascendió que eran las mismas personas que se había llevado el grupo comando.

La escena fue rodeada y cuidada por funcionarios del Cicpc Subdelegación Quíbor, hasta la llegada de los funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, quienes comenzaron con las pesquisas e hicieron el levantamiento de los cadáveres, que estaban irreconocibles, pues fueron consumidos totalmente por las llamas.

Los cuerpos fueron localizados dentro del vehículo Chery Arauca plateado, signado con las placas AB176YW.

En un primer momento nadie sabía de quiénes se trataba, incluso los residentes de San Miguel indicaron no haberlos visto.

 

Identificados

Horas más tardes fueron identificados como: Héctor José León Peralta y Edwin Ramón Martínez León, ambos de 27 años y quienes al parecer son primos. Ellos son residentes del Barrio Primero de Mayo de Quíbor; el primero de los nombrados era padre de dos niños.

La tercera persona llevaba por nombre Yeison José Angulo Urriola, de 23 años de edad, aparentemente residía en La Ceiba de Quíbor y era padre de un niño.

Los cuerpos de los tres fallecidos fueron trasladados hasta la morguecita de Barquisimeto, se trató de localizar a sus familiares pero los mismos no se encontraban en el lugar.

Hasta ahora se desconoce quién era el propietario del vehículo quemado, y las razones que pudieron haber tenido los pistoleros para acabar con sus vidas de esa manera.

Entre las versiones policiales se indican que ambos estaban en la población de San Miguel en lo que podría ser una entrega controlada. Autoridades también investigan el grupo comando que los abordó, pues para muchos testigos que no quisieron identificarse por temor a represalias, actuaron como “funcionarios”.

Aprovecharon la ocasión para hacer un llamado a los cuerpos de seguridad y solicitar un módulo policial para la población de San Miguel, porque no existe. Indican  que se encuentran a merced del hampa y desamparados. “Muchos delincuentes de otros municipios y otros lados vienen para acá a esconderse, porque no existe vigilancia alguna, prácticamente es un pueblo sin ley”, expresaron algunos de los habitantes.

Cabe destacar que será el día de hoy que los tres fallecidos se les practique la autopsia.

Este es el primer triple homicidio que se registra durante el año 2017.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios