Duró ocho meses desaparecido y fue desenterrado por el Cicpc

KPR | Foto: Ángel Zambrano |

El 18 de julio del 2016 fue la fecha en que un supuesto amigo de Anthony Deibis Cordero Antique, lo fue a buscar en una motocicleta y desde ese momento no se tuvo más rastros del joven.

Fue en horas de la tarde que el hombre llegó a la casa número 30 de la primera etapa de La Caldera, específicamente en la avenida 1 entre calles 8 y 9. Cordero Antique se fue confiado, pero no regresó más.

Su familia en horas de la noche se angustió porque no había llegado a la casa, nunca acostumbraba perderse y comenzaron a buscar en centros asistenciales, en diversas comisarías y nada. Pasaron las respectivas 48 reglamentarias y fueron a colocar la denuncia en el Eje de Homicidios como persona desaparecida.

No supieron más del joven, no había rastros de él, pasaban los días y nada. Comenzaron a pasar los meses y sin noticias.

Comenta un familiar que siempre estaban pendientes de todos los cuerpos sin identificación que aparecían y hasta llegaron a ir a tres muertos, pero nada.

“Siempre estábamos en ascuas, la madre no dormía, siempre quisimos saber donde estaba Anthony”, relató un familiar que no quiso identificarse.

Hasta que el viernes 24 de marzo, después de 8 meses recibieron una llamada de funcionarios del Eje de Homicidios, del grupo sur, habían localizado sus restos, estaban enterrados, en un hueco, a unos 80 centímetros de la superficie. En un terreno baldío ubicado en el barrio Chino, en las adyacencias de Mercabar, zona oeste de la ciudad.

Se conoció que los sabuesos recibieron información sobre la víctima, y se interesaron en el caso, después de algunos meses de trabajo, lograron ubicarlo.

Presumen que se trate de Cordero Antique porque la vestimenta concuerda con la que cargaba una camisa anaranjada y unos pantalones beige, además de zapatos deportivos. Eran puros huesos y el cráneo presentó un impacto en la cabeza.

La osamenta fue trasladada hasta San Felipe, el médico forense indica que sí es la víctima y los restos están en proceso para ser entregados a los familiares.

La víctima fatal tenía antecedentes del 2008 por porte ilícito, del 2013 por droga y del 2015 por violencia psicológica.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios