Enfermero es asesinado tras negarse a entregar su celular

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |
ASESINAN A ENFERMERO AL RESISTERSE A ROBO EN LA CALLE 38 05052017 FOTO ANGEL ZAMBRANO

Hace unos meses logró evitar el robo de su vehículo forcejeando con el ladrón hasta tumbar su pistola; sin embargo, la tarde de este jueves, negarse a entregar su celular le costó la vida a Neimys Alexis Coronado Jiménez, de 30 años de edad, padre de familia y enfermero del Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga (Hupaz).

Con sumo pesar, a las afueras de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), la madre de la víctima fatal, Dani Jiménez de Coronado, explicó a EL IMPULSO que el joven recibió un golpe cortante en la cabeza y dos disparos en la región intercostal izquierda, después de negarse a entregar su celular inteligente, marca LG.

El hecho se suscitó en la calle 38, entre carreras 27 y 28 de Barquisimeto, a las afueras de una casa en la que Neimys Alexis trabajaba en mecánica automotriz, cuando, cerca de las 5:45 de la tarde, salía para agarrar la guardia de las 7:00 de la noche en la Clínica Canabal.

Contaron familiares que el enfermero amaneció de la jornada laboral en el Hupaz, hizo una diligencia y pasó el día en el taller.

“Como él sabía de motores, lo dejaron encargado hace apenas una semana y él lo tomó para rebuscarse, para conseguir la platica y comprar los cauchos del carro. No le gustaba andar a pie porque decía que hay mucha inseguridad”, dijo Jiménez entre llanto.

Contó que el cuñado lo auxilió en el acto y lo llevó al Hcuamp, donde llegó con signos vitales; sin embargo, falleció a los minutos porque sus pulmones colapsaron.

 

Enfermero por su madre

“Él era puro trabajar para sus hijos”, dijo la mamá de Neimys al informar que, tras su partida, quedan sin padre una pequeña de diez meses un niño de año y medio de edad.

Sus compañeras de trabajo y estudio afirmaron que era un apasionado por su profesión. Se graduó en la primera promoción de Enfermería de la Unefa, hace 11 años, siguiendo los pasos de su progenitora. Residía en la parte baja de El Trompillo con su madre, esposa e hijos.

 

Gremio exige seguridad

“Una Venezuela libre de inseguridad, segura, con paz; no solo para el gremio sino para todos los ciudadanos”, fue la reacción y exigencia de la vicepresidenta del Colegio de Enfermeras de Lara, Yanett Vergara, tras conocer el homicidio. Resaltó que es la segunda muerte violenta en la que se ve involucrada una persona del gremio. Asimismo, denunció que casi a diario las enfermeras sufren robos al salir del trabajo en la avenida Vargas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios