Desapareció el día de las madres y lo encontraron en morgue

Karina Peraza Rodríguez | Foto: Ángel Zambrano |
familiares en morgue 17052017 foto angel zambrano

Naudy José Mogollón Márquez, de 22 años de edad, pasó el domingo, día de las madres en su casa compartiendo con su familia. Pasada las 8 de la noche salió en compañía de unos supuestos amigos y no supieron más de él, hasta la noche del martes que su cuerpo fue ingresado a las 11:15 de la noche a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda. Un disparo en el pecho fue lo que acabó con la vida del joven.

 

Llenos de preguntas

En las afueras de la morgue y sentados en una acera estaban los familiares del joven fallecido, relataron que era una persona trabajadora, que se ganaba la vida haciendo ventanas de aluminio, desde hace dos años trabajaba en una empresa pequeña. Era el mayor de seis hermanos.

Como todo joven le gustaba salir con sus amigos, pero explica su padre Naudy Mogollón que desde hace tres meses tenía unas amistades que a él no le gustaban,  por más que lo aconsejaba su hijo se molestaba e inclusive el carácter le había cambiado. “Todos los fines de semana quería andar bebiendo con ellos”, explica el señor Mogollón.

Junto a él se encuentra sentado Eglé Marquez, hermana del joven fallecido quien explica que Naudy andaba desde temprano con Jorge Luis Ramírez, joven al que conocen de la barriada. Se encontraban en las afueras de la casa, ubicada en la vereda 10 entre calles 6 y 7 de Ruiz Pineda. Llegó otro sujeto llamado Julio César García Mollejas, en una camioneta Chevrolet Wagoneer gris, de su propiedad, en ella también estaba otra persona a quien identificaron como Yeison. Eran las 8 de la noche cuando llegaron y se fueron con su hermano.

A las 11 de la noche de ese mismo domingo la camioneta llegó a Ruiz Pineda, pero en ella no venía Naudy, los tres sujetos llegaron preguntando por él y por más explicaciones que pidió la familia no indicaron nada.

Pasaron las horas y amaneció el domingo, sin saber nada del paradero del joven. El señor Mogollón cuenta que se plantó en casa de uno de los supuestos amigos de su hijo, pero ya no estaba, en el transcurso del día los localizaron y daban versiones distintas.

“Julio César nos dijo que él lo había dejado en una tasca en la carrera 20 con 37 y se había ido porque la camioneta estaba mala, mientras Jorge Luis indicó que en dicha tasca se había presentado una pelea y cada quien corrió por su lado.  Julio regresó por ellos, pero no localizaron a Naudy”, explica el padre.

Una segunda versión se la dio Jorge Luis a la hermana. “A mi me dijo que estaban bebiendo y mi hermano había tomado mucho y de pronto escuchó que gritaban atrápenlo, atrápenlo y fue en eso que corrió por una vereda y ellos se fueron sin saber de él”.

Lo cierto es que los familiares de Naudy recorrieron puestos policiales, centros asistenciales y no dieron con el joven, su hermana el martes en la noche regresó a la morgue y justo en ese momento cuando lo hacía, llegaba la furgoneta del Cicpc con el cadáver de su hermano. De la morgue llamaron a la esposa de Naudy porque ya habían dejado los números en el lugar.

“Nosotros lo que queremos es que nos digan la verdad, que nos digan que pasó, ellos tienen que saber, creemos que tienen que ver en la muerte de mi hermano”, comenta Eglé, quien además explicó que la mañana de este lunes los sujetos fueron citados al Eje de Homicidios del Cicpc Lara y antes de entrar los escucharon pelear entre sí.

“Jorge Luis indicaba que tenían que buscar a Yeison, porque si caerían, serían los tres, a lo que el sujeto llamado Julio César le respondía que él no tenía que ver y temeroso, no quería bajarse”, aseguró el padre y la hermana del hoy occiso.

“Tenemos más preguntas que respuestas, no entendemos nada”, dice el padre de Mogollón, quien presenta muchas dudas con todo el hecho, porque comenta que su hijo no era una persona mala.

 

En fase de investigación

Ambos sujetos fueron llevados hasta la sede del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, en donde fueron interrogados la mañana de este miércoles, hasta ahora la investigación se encuentra en fase inicial y no tienen prueba alguna que los sujetos puedan estar involucrados en el hecho, todo parece indicar que son los testigos principales que callaron lo que allí había ocurrido. Sin embargo los sabuesos no descartan hipótesis alguna.

Según las primeras pesquisas, el asesinato se consumó en la calle 56 entre carreras 13 y 13C, zona oeste de la ciudad.

El cuerpo de Mogollón Marquez, fue ingresado a las 9 de la noche del domingo, al Seguro Social Pastor Oropeza y tras ser intervenido de emergencia falleció la madrugada del lunes en pleno pabellón, fue bajado a la morgue de dicho centro asistencial, pero el fallecimiento no fue reportado al cuerpo detectivesco, sino hasta la noche del martes.

Por ahora familiares del joven asesinado espera que se haga justicia en este caso y les den respuestas a sus principales dudas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios