Joven madre estuvo más de doce horas en mano de sus captores

KPR |   Foto: Cortesía |

A las 10 de la noche del lunes en una comunidad del oeste de Barquisimeto, aparentemente en la urbanización Rafael Caldera, apareció una mujer de 35 años de edad, ella caminó hasta encontrar algunas personas e indicó que había sido secuestrada, por lo que pidió prestado un teléfono celular para comunicarse con su familia.

Ella se comunicó con la familia quien rápidamente la ubicó y la buscó. De inmediato la trasladaron a un centro asistencial privado en donde la valoraron, no sufrió maltratos físicos, pero sí psicológicos por parte de los delincuentes, la dama se encontraba asustada por lo vivido.

Se trataba de la joven madre que había sido plagiada en horas de la mañana del lunes, en las adyacencias de un centro educativo ubicado en la urbanización Los Libertadores, al este de la ciudad. Se conoció que hubo una confusión y en el momento no se encontraba con su niña de 1 año, como se había informado anteriormente, la misma andaba sola.

Fueron dos sujetos armados, quienes la interceptaron se montaron en su camioneta Kia Sportage negra y tomaron rumbo desconocido. Ella fue dejada en compañía de un sujeto, quien se encargó de cuidarla, mientras otros se llevaron la camioneta.

Las llamadas las comenzaron a hacer del propio teléfono de la secuestrada y pidieron su rescate en dólares, primero solicitaron 15 mil dólares y posteriormente subieron el monto a 30 mil.

Mientras la camioneta estaba en manos de los delincuentes, estos hacían lo suyo, le quitaron el sistema satelital para no ser ubicados y se quedaron con ella, se presume que la sacaron del estado.

Trascendió que los delincuentes efectuaron más de cinco llamadas y lo hicieron desde distintos puntos de la ciudad, entre esos el oeste y centro de la ciudad, una de ellas desde el Hospital Central de Barquisimeto. Se estaba negociando el pago de la liberación de la joven con los captores, pero nunca se llegó a efectuar el pago, porque la misma fue liberada.

Dicho caso pasó de un secuestro a un robo de vehículos, aunque la joven de 35 años duró en manos de sus captores más de 12 horas.

Efectivos del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) Lara y los funcionarios de la Base de Secuestro del Cicpc Lara ahora tienen conocimiento del caso e investigan el hecho.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios