#OPINIÓN Tensión en el Running #16Oct

William Amaro Gutiérrez. | Ilustración : Victoria Peña |

La Academia Española define TENSION como la “situación de un cuerpo que se encuentra en medio de la influencia de fuerzas opuestas que ejercen atracción sobre él”. En cuanto al concepto de tensión arterial, este se vincula a la resistencia que ejercen los vasos sanguíneos ante la presión generada por la sangre al circular. En este nivel, es cuando conseguimos el bien llamado asesino silencioso. En Venezuela, actualmente, existen fuerzas externas opuestas al venezolano que lo someten constantemente a presión, por lo cual su tensión interna tiende a elevarse fácilmente, exponiéndolo a derrame cerebral, accidentes cardiovasculares o infartos al miocardio. Con el agravante de lo costoso de los medicamentos y su eventual existencia.

Cuando hablamos de “Tensión en el Running” queremos decir, que cuando Ud. corre. Cuando se habitúa a correr o caminar periódicamente y lo toma como un estilo de vida, esto le va a ayudar a mantener una presión de la sangre sobre sus arterias adecuada, por lo cual, su tensión siempre estará en los niveles normales exigidos por los médicos.

Pero, es a partir de 1989 y después de numerosos estudios, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Internacional de Hipertensión Arterial incluyeron, por primera vez, la recomendación de realizar ejercicio físico entre las medidas no farmacológicas destinadas a disminuir los valores de tensión arterial. Desde entonces, la mayoría de los estudios coinciden en su utilidad en el tratamiento y prevención de esta enfermedad. Pudieron comprobar que ayuda a que el corazón funcione mejor: reduce el número de latidos por minuto, mejora su contracción y desarrolla nuevas arterias.Evita la ansiedad, la depresión, el estrés y controla la tensión arterial, los niveles de colesterol y de glucosa.

¡Ojo! A pesar de todos los beneficios que para la salud física, mental, moral y espiritual que pueda tener esta actividad para el ser humano, es indispensable consultar con el médico especialista. Según tus cifras de tensión, él te recomendará medidas adicionales referentes a lo que entra por tu boca. Y teniendo en cuenta, que durante el ejercicio puede subir la tensión arterial, este puede decidir bajar primero tus valores de tensión antes de iniciar la actividad de caminar, correr o cualquier actividad deportiva. Que fue lo que sucedió con mi esposa, la cual presentó una crisis hipertensiva y nuestra apreciada internista, mencionada al principio de ésta reflexión hizo las recomendaciones pertinentes. Y prescribió “luego, puede seguir, su rutina de ejercicios”

En medio de estas recomendaciones para mejorar los niveles de tensión arterial en el individuo, siempre conseguí un consejo que se repetía: “Intenta vivir relajado y no someterte a situaciones tensas o estresantes”. Cualquiera pudiera decir lo difícil que puede ser esto por la crisis país. Pero si los médicos y los especialistas lo recomiendan, debemos intentarlo. Y es aquí donde quienes creemos en la Palabra de Dios y de nuestro Señor Jesucristo nos afincamos. Debe ser el ancla espiritual donde necesitamos ir y meditar. E insistir y poner en práctica la presente recomendación de DIOS. “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” Filip.4:6,7. ¿Cómo les parece? Hasta la semana próxima Dios mediante por la WEB.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios