#OPINIÓN Lectura: Giglico #7May

Carlos Mujica | Ilustración: Victoria Peña |

El Giglico es un idioma que solamente lo hablan algunos personajes de la novela “Rayuela” de Julio Cortazar; no nos hemos ocupado en averiguar a cuál país del la Tierra pertenece, pero lo cierto del idioma es que sus palabras son nombradas por algunos habitantes de la novela, y observamos que su escritura es muy parecida a la escritura del castellano o español. El problema aparente está en la traducción y en su significación. A manera de ejemplo, transcribimos algunas de ellas y las vamos a entrecomillar para destacarlas: “amalaba”, “noema” “clémiso”. De modo que nos dimos a buscar un diccionario del Gliglico, pero en las librerías (por cierto quedan poquísimas en la ciudad) y en todas ellas, (tres o cuatro) los dependientes se sorprendían de nuestra solicitud.

Para nosotros los lectores de Rayuela, el Gliglico es un idioma leído, a diferencia de todos los demás idiomas que son hablados. Las cosas, cuando se inclinan por ayudarnos en las soluciones, abren, sin pensarlo, sus caminos. Y no otra hecho sucedió cuando se desató una insistente lluvia mientras caminábamos por una calle, y a pesar de haberme mojado hasta “enchumbarme”, tuve compasión del pequeño libro que se obstinaba porque el agua de la cuneta de la acera no lo arrastrara, y lo recogí: Era un diccionario de Gliglico. Lo sequé sin dañarle las paginas; y allí estaban algunas de las significaciones que necesitaba: “amalaba: -que ama; (la amaba).” “Noema: -de la poesía; poema.” “Clémiso: – deseos; que dos se ejercen”. “Hidromurias: – morideras; morideras acuosas”.”Ambonios: -dos; uno con el otro”. “Sústalos: -temor, reacción, susto.” “Relamar: -doble amar; doblemente amando”. “Incopelusas: -la montaña de venus; vello púbico“. “Grimado: -grima, temor; quejumbroso”. “envulsionarse: -convulsión; enconvulsionarse”. “Nóvalo: – de nuevo; volver”. “Arnillas: -molestias articulares;”. “Espejunaban: – se juntaban; se miraban al espejo”. “Apeltronando: -madejando; enmadejándose”. “Reduplimiendo: -reduplicados; dos veces más”. “Trimalciato: -multiplicante;”. “Ergomanina: -gomoso; tener esta cualidad”. “Fílulas: – cabello; cabellos fibrosos”. “Cariaconcia: -acontecer; cariacontecido”.

He aquí, pues, algunos términos del idioma que tanto trabajo nos ha dado. Queríamos dilucidar para ustedes, mis lectores, el sentido y el significado de sus términos. Es posible que en todo lo expuesto tengamos una especie de laberinto. Pero, en honor a la verdad, los resultados no han caído en charco hondo. Ustedes, como lectores, tienen en esta versión del Gliglico, además de un conocimiento, un divertido entretenimiento. Espero que así haya sido. Volveremos en la próxima columna. Hasta entonces; ¡no les parece que así debe ser!

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujica928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios