El cultivo de café requiere ser renovado para aumentar la producción #21Ago

Pacífico Sánchez | Foto: Archivo IMP |

Los estudios más recientes sobre la caficultura venezolana han demostrado que los insumos, que se le enviaban a los agricultores de ese rubro, no eran los correctos; pero, la nueva fórmula no puede ser suministrada porque lo impide el gobierno colombiano.

De esta forma respondió el diputado Andrés Avelino Álvarez, de la banca oficialista por el estado Lara, a la queja expresada por los caficultores de la región, quienes no reciben los suministros de los agroquímicos desde octubre del año pasado.

Explicó que se ha venido utilizando una fórmula conocida como el triple quince, conformada en igual cantidad de nitrógeno, fósforo y potasio

Los estudios demostraron que el suelo venezolano, donde se cultiva el café, son muy ricos en fósforo y cuando se usa éste químico en grandes cantidades neutraliza el boro y el zinc, que también naturalmente los tiene la tierra para ese rubro.

Otra fórmula que se venía usando era la diez veinte veinte para los mismos químicos: nitrógeno, fósforo y potasio.

Desde el 2017 se determinó que la fòómula adecuada es la veinticinco cero cuatro veinticuatro, que se estaba trayendo desde Colombia, donde Pequiven tiene su planta Monómeros.

Como se darán cuenta apenas se le daban cuatro gramos de fósforo a la fórmula y no los quince de la vieja o veinte  de la alternativa que se estaba comprando.

La Corporación Venezolana del Café estaba organizando la importación de esa fórmula, la más conveniente para los cultivos, pero el gobierno colombiano impide traerla.

Eso se debe a que hay un acuerdo con Juan Guaidó, tal como ha pasado con los bienes que tiene Venezuela en los Estados Unidos, que han sido bloqueados.

Es por ello que la única forma de obtener la fórmula es que las asociaciones de productores se asocien con importadores, que por supuesto no sea el gobierno venezolano, para que se pueda traerla a las zonas cafetaleras.

En relación con la vieja fórmula utilizada se obtiene de siete a diez quintales por hectáreas, mientras que con la nueva la producción puede ser de  cuarenta a los ochenta quintales por hectárea.

Pero, no tiene el mismo rendimiento en los cafetales viejos, en razón de lo cual se requiere que haya una renovación del cultivo, que redundará en el incremento de la producción del grano, manifestó Andrés Avelino Álvarez.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios