#OPINIÓN Se busca un emprendedor: Las siete armas vencedoras de un líder #27Ago

Italo Olivo | Ilustración: Victoria Peña |

“Pruebo pasión por mi trabajo. Créanme: lo adoro. No quiero ser ejemplo de nada. Deseó sólo desarrollar mi trabajo, el trabajo que tanto amo, lo mejor posible”

Guardiola al Parlamento de la Cataluña

No por caso, José Guardiola, de 43 años, es llamado el Obama del football, por su capacidad de conductor. Capacidad que lo ha llevado aún muy joven, (8 años menor que Mouriño, 11 que Ancelotti y 24 que Capello) a convertirse en uno de los entrenadores más ganadores de todos los tiempos.

Pero cual es su secreto? Según Miguel Ángel Violan, el mejor Guardiolago viviente, las principales cualidades que hacen a Guardiola un líder son: sensibilidad, inteligencia, empeño y humildad. Su sensibilidad le permite captar las emociones de los demás. Su inteligencia le permite alinearse con sus jugadores para lograr un objetivo común. El Empeño ( el es siempre el primero en llegar y el último en irse) le permite dar el ejemplo y lograr ser convincente. La humildad que siempre ha sabido transmitir al grupo, se traduce en respeto por el adversario, moderación cuando se gana, autocrítica cuando es necesario. Su estilo es una mezcla de optimismo y prudencia.

En cuanto a la pasión, tiene una gran dosis: hace aquello que ama y ama lo que hace. Esto le permite ser ultra exigente, vigilar hasta el último detalle y aspirar a la excelencia.

Todas las cualidades señaladas anteriormente, se apoyan sobre una sola base, una gran dosis de sentido común e intenso como capacidad de pensar en el otro antes de tomar una decision. Y es gracias al sentido común, que logra resultados fuera de lo común. Por otro lado es un gran comunicador tanto externamente como internamente.

Aún más, es un gran seductor. Su magia es intensa pero de breve duración.

Tiene necesidad de reinventarse continuamente y su deseo de perfección logra niveles obsesivos, viendo que su ámbito de realización, es aquel de las grandes competencias.

Definitivamente, su comportamiento es compatible con la de un emprendedor. Son comportamientos válidos también para gerentes y personas comunes. Sus siete armas son más que una lección de comportamiento exitoso, pasión, empeño, inteligencia, humildad, espíritu de equipo, atención a los detalles y optimismo más prudencia.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios