#OPINIÓN Cronicario: Hace 75 años los nazis fusilaron al obispo caroreño Salvador Montes de Oca #10Sep

Juan José Peralta | Foto: Cortesía |

El próximo sábado 14 de septiembre se cumplirán 75 años del asesinato del mártir sacerdote caroreño Salvador Montes de Oca, fusilado por las SS del ejército nazi en 1944 –próximo a cumplir 49 años– y sus restos arrojados a una fosa común, recuperados posteriormente en 1947
http://es.wikipedia.org/wiki/1947 y enterrados bajo el presbiterio de la catedral de Valencia http://es.wikipedia.org/wiki/Valencia, la capital carabobeña de la cual fue su obispo apreciado por su fervor religioso y valentía.

En aquel septiembre, el sacerdote torrense y otros clérigos fueron sacados por soldados alemanes que invadieron el monasterio de los cartujos en la Certosa o monasterio di Farneta, en Maggiano, en la región de Toscana y los fusilaron por dar refugio a perseguidos políticos.

Hijo de Andrés Montes de Oca y Rosario Montes de Oca, el próximo mes se cumplirán 124 años del nacimiento de Salvador en Carora, aquel 21 de octubre de 1895, quien desde temprano mostró su vocación religiosa.

A los 32 años fue ordenado segundo obispo de Valencia
http://es.wikipedia.org/wiki/Valencia, diócesis donde sirvió entre el 20 de junio http://es.wikipedia.org/wiki/20_de_junio de 1927
http://es.wikipedia.org/wiki/1927 y el 22 de diciembre
http://es.wikipedia.org/wiki/22_de_diciembre de 1934
http://es.wikipedia.org/wiki/1934. A la dictadura gomecista molestaba sus visitas a los estudiantes presos en el castillo Libertador en Puerto Cabello y cuando los liberaban los recogía en su automóvil, como Andrés Eloy Blanco, quien lo contó en la Asamblea Constituyente de 1947.

A Joaquín Mariño lo agarró La Sagrada –la policía política de Gómez– repartiendo panfletos contra el régimen y luego informó su suicidio con los cordones de los zapatos. Entregaron su cadáver con la orden de no abrir la urna pero en descuido de la guardia una hermana la abrió y vio las huellas horrendas de las torturas.

El Gobierno le advirtió que la iglesia no rinde entierro cristiano a suicidas pero en claro desafío al régimen, el obispo Montes de Oca ofició el funeral de Mariño y encabezó la procesión al cementerio. Cada cierto tiempo, los hombres que marchaban se detenían y hacían el gesto de amarrarse los zapatos en protesta por la muerte de Mariño.

Una dama valenciana denunció ante el obispo que su corrompido esposo la había “vendido” a un funcionario gomecista por un cargo y Montes de Oca publicó en su periódico la “Instrucción sobre el Matrimonio”, fijando la posición de la iglesia.

En 1929 el gobernador de Carabobo pretendía a una dama valenciana y en su periódico episcopal como advertencia Montes de Oca publicó una carta donde condenaba el matrimonio con divorciados, censurando también al general Gómez y sus cercanos que mantenían queridas.

Para mayor difusión el obispo llevó su carta a Caracas a ser publicada en el diario La Religión
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=La_Religi%C3%B3n&action=edit&redlink=1 y de regreso fue detenido en la carretera de Los Teques
http://es.wikipedia.org/wiki/Los_Teques y embarcado al exilio en un vapor que salía a Trinidad http://es.wikipedia.org/wiki/Isla_Trinidad, historia que narró a José Humberto Quintero
http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Humberto_Quintero –posteriormente cardenal– cuando se entrevistaron al año siguiente en Puerto España.

En 1931 Gómez levantó la medida y el obispo regresó a Valencia pero renunció e ingresó en Italia a la Orden de los Cartujos, claustro donde fuera asesinado por los nazis.

De la visita de su padre en Roma el 12 de julio de 1938 quedó para la memoria y la historia este testimonio gráfico de monseñor Montes de Oca vistiendo el hábito de los sacramentinos.

Juan José Peralta

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios