#OPINIÓN Ventana abierta: El soborno #13Nov

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“No recibirás presente; porque el presente ciega a los que ven, y pervierte las palabras de los justos”

(Éxodo 23:8)

Según el comentario Bíblico Adventista (2011), el soborno es: “Dar ‘o’ recibir un regalo o pago con vista a ganar una predisposición favorable de alguien que está en una posición de confianza para obtener un beneficio… En la Biblia se denuncia (se condena) repetidamente la práctica de aceptar sobornos” (Éxodo 23:8; Deuteronomio 10:17; Amos 5:12;1ª Samuel 8:3, Miqueas 3: 9-12, entre otros).

El término Cohecho, según la Wikipedia, es conocido como soborno. En el ámbito del derecho, es un delito que consiste en sobornar a una autoridad o funcionario público mediante el ofrecimiento de una dádiva a cambio de realizar u omitir un acto inherente a su cargo.​

Hace muy poco, el pueblo de Bolivia se levantó para decir que no aguantaban más la “Democracia”enquistada de ese país y según lo observado, ocurrió el triste enfrentamiento del pueblo contra el pueblo; luego se le une, al pueblo, las fuerzas del orden público y otros más, algo que termina forzando la renuncia de quien fuera el “presidente” de Bolivia, Evo Morales ¿Si él mismo renunció, por qué acá se hablan que fue un golpe?

Según los gobernantes, funcionarios, y aliados de nuestro país y otros del mundo, opinan que lo ocurrido fue un golpe de estado.Según ellos,este levantamiento se logró por el financiamiento desde Norteamérica: “Regalando”, “enviando cantidades de dólares” para que algunas personas causaran esa revuelta ¿Dónde están las pruebas?

La pregunta es: ¿Será que los funcionarios de nuestro país no se meten, no apoyan, no opinan en asuntos de los otros países?Según la página www.radiotelvisionmarti.com (20/10/19) Venezuela fue acusada de injerencia y participar de las protestas y saqueos en Chile ¿Qué decimos del petróleo regalado a otros países? Ver elestimulo.com (14/05/15).

Otro detalle ¿Cómo se llama en Venezuela,cuando se le ofrece a los personas prebendas, dádiva, regalos, bienes, alimentos;esperando lealtad?Y hoy están arreglando plazas, calles, distintos lugares, tratando crear ilusiones ópticas y confundir al mundo,mientras los hospitales, escuelas, servicios no sirven; hay hambre y todo está mal.

El soborno es muy antiguo.Fue rechazado, repudiado, condenado, denunciado por Dios como algo malo, para que ningún Israelita sobornara o se dejara sobornar. Por eso dice nuestro de texto de hoy: “No recibirás presente; porque el presente ciega a los que ven, y pervierte las palabras de los justos” (Éxodo 23:8).Allí habla del regalo o dinero que tiene un fin de coaccionar, manejar, manipular a quien se le regala.

Es probable que Venezuela, en los últimos 20 años,haya incurrido en situaciones de “Cohecho” para mantenerse en el poder o controlar el país. Según,www.elnuevoherald.com/noticias/mundo (12/02/19), los críticos dicen que las dádivas se han convertido en las herramientas… para ejercer “control social”         .

Según Comentario Bíblico Adventista, Tomo 1, hablando de Éxodo 23:8, dice: “El soborno desvirtúa todo el propósito por el cual existe la administración de justicia pues su peso en las balanzas de la justicia las inclina en el sentido equivocado”.

Tal vez, en Venezuela, a numerosas personas, a nuestros gobiernos, no les importe sobornar, tratar de sobornar, pedir o insinuar que les sobornen, porque no creen en Dios, o la Biblia no es su Libro Guía. Pero,bien dijo Moisés: “Porque el Señor vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible que no hace acepción de personas ni acepta soborno” (Deuteronomio 10:17). Bien dijo el sabio Salomón: El rey con la justicia afianza la tierra, pero el hombre que acepta soborno la destruye” (Proverbios 29:4). Y en Apocalipsis señala que Cristo juzgará… y destruirá a los que destruyen la tierra (11:18). Aceptemos o cambiemos y escojamos el camino de la vida eterna.

Eduardo Iván González González

www.ventanabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios