Influencers en Venezuela: ¿Buena o mala influencia? #18Feb

La figura de los influencers aparecieron en el mundo digital no hace mucho, sin embargo la práctica de la persona influyente en términos de marketing, data de años atrás. Las marcas más grandes buscaban siempre a personajes conocidos para posicionarse y conseguir venderse. Tal es el caso las marcas más importantes del mundo que se aliaron con grandes estrellas como Michael Jackson, Michael Jordan, Tiger Woods u otra superestrella del momento.

Adaptados a las nuevas tecnologías, lo que ahora se conocen como influencers, no son más que personas con muchísimos seguidores, que cuentan con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca.

No obstante en Venezuela más que plataformas para marcas, estas personas influyentes en el mundo digital, se han convertido en generadores de opinión sobre determinados temas que todos los días generan controversia. Es decir, no se dedican solo a influenciar en los hábitos de consumo, sino en actitudes de vida.

En algunos casos miles de personas se convierten en sequitos que siguen ciegamente lo que sus “influencers” le encomiendan.

Pierden el control por el poder que dan las RRSS

A propósito de este fenómeno el especialista en marketing de contenidos, redes sociales y medios digitales en general, Pedro Rojas, conocido en las redes como @seniormanager, conversó con Elimpulso.com sobre la responsabilidad que tienen estos prescriptores con la sociedad y la dicotomía que se está viviendo en Venezuela con la mala influencia que algunos pueden ejercer en sus seguidores.

En Estados Unidos y en España la mayoría de los influencers toman un sentido mucho más conscientes de la responsabilidad que tienen como actores públicos y la responsabilidad que tienen cada vez que publican algo y hay mucha gente que los está viendo y leyendo. No solo es poder o autoridad, es responsabilidad”, aseguró @seniormanager.

Rojas comentó y opinó sobre la controversia que hubo en redes sociales este lunes entre el entrenador físico venezolano Richard Linares y la bióloga Diana Liz Luque a propósito de la denuncia que esta hiciera sobre la tenencia de guacamayas como mascotas por parte de Linares.

Todas las personas por más poder que tengamos o la autoridad que tengamos, podemos rectificar si nos hemos equivocado en algo. No podemos atacar e insultar a una persona, que con lógica, te está explicando sobre un tema del cual maneja mejor que tu. Eso pasa por la ínfula de pseudo poder que otorga tener muchos seguidores en redes sociales que es un problema endémico”.

Asimismo condenó el uso de las herramientas tecnológicas como las redes sociales para ir en contra de alguien que esté exponiendo una idea. “No es justo que alguien que esté expresando su idea, se le esté callando la boca. Es el problema que hay en Venezuela, quien tiene más poder le intenta callar la boca a quien tiene menos poder o no lo tiene”.

Influencers sin especialización en algo

En Venezuela es común que algunas de estas figuras que hacen vida en redes sociales y que tienen millones de seguidores por la actividad que realicen (contar chistes, cantar o hablar de su vida personal) no implica un grado de especialización. Si bien pueden tener un espectro muy amplio de seguidores, hay que recordar que en las redes sociales la conversación gira en torno a lo específico y no a lo general.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios