#HistoriaMenuda Dos larenses entre los 4 primeros aviadores venezolanos

Oscar Castro Leal | Foto: Archivo IMP |

El primer avión voló en Caracas, Venezuela, en octubre de 1912 y luego, el 4 de noviembre de ese mismo año hizo su demostración en Barquisimeto, noticia que fue reseñada días después en El Impulso, que aún circulaba en Carora.

Aquella novedad atrajo a algunos aventureros en todo el país, entre ellos el caraqueño Luis Camilo Ramírez, primer aviador venezolano que cursó estudios de pilotó y se graduó en 1912 en la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos.
.
Este pionero participó en la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918) con los aliados y voló para el Ejército Francés.
.
El segundo piloto venezolano fue el zuliano Carlos Meyer Baldó. De padre alemán, nació en Maracaibo en 1895 y en 1908 su familia retornó a Alemania.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, Meyer Baldó se alistó en el Ejército Alemán y voló junto al famoso piloto y As Manfred Von Richthofen, conocido como “El Barón Rojo”.

Al terminar la guerra en 1918, Meyer Baldó regresó a Venezuela y fue instructor en el Ejército Venezolano y su recién creada Escuela de Aviación

Murió este notable piloto el 27 de noviembre de 1933 al estrellarse el avión que piloteaba en Maracay, noticia que fue reseñada por El Impulso el 30 de noviembre.

El tercer aviador fue el caroreño Manuel Anzola, quien intentó construir un avión en 1917, pero el Gobierno de Juan Vicente Gómez lo “persuadió” de no continuar con aquel experimento.

El cuarto aviador fue el barquisimetano Arturo Iribarren, quien era bisnieto del prócer independentista, general Juan Guillermo Iribarren, epónimo de nuestro municipio.

Iribarren estudió aviación en los Estados Unidos y al regresar en 1918, intentó igualmente construir un aeroplano.

Pero al igual que ocurrió con Manuel Anzola, las autoridades no le permitieron ensamblar ni volar el aparato. Posteriormente Arturo Iribarren ingresó a la Escuela de Aviación y allí obtuvo el grado de teniente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios