#OPINIÓN Reflexiones en positivo: Ni tan positivo #12Mar

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

Con fe y esperanza propongo que, si este año no hay un cambio en las políticas que hemos venido arrastrando como un verdadero castigo o por pecados cometidos o una profunda rectificación de los responsables, que nos han hundido a esta catastrófica crisis, que solo ha servido para la destrucción de lo que ya estaba hecho, consolidado y en plena producción, aparte de que practican insensiblemente a todo el que aún tiene el deseo de trabajar y producir, dando la impresión del gran disfrute que sienten al ver cada bien de los Venezolanos en ruinas, por tal, de alguna manera,  debemos hacer oposición, seria creativa, con ideas pacíficas y asertivas para que por el bien de todos salvemos la patria.

Quien va a creer que un país tan rico, tiene según los estudios que nadie refuta, diez millones de compatriotas en la miseria, pasando hambre, donde está  la conciencia y podrán dormir los que  han llevado al país a esta situación, pensemos en los niños, una generación de famélicos, sin esperanza, ni futuro, que si le falta alimento también le falta talento y un país que le falte todo estos aditivos, siempre apunta al fracaso, que solo troncha el desarrollo y la prosperidad y en nada ayuda al desarrollo, sino propicia el retroceso, de forma cruel, insensible e indolente, en actitud como que  si los hijos de Dios son diferente, no, aquí hasta los malucos son hijos de Dios, por supuesto hoy mal aconsejados.

Dios apunto el trabajo como centinela de la virtud ¡y como el trabajo es  digno y nadie se ha muerto por trabajar, con excepción de los países comunistas, como es el caso del Holocausto, murieron reventados por trabajo, muertos de hambre y como pago una paliza todos los días, o como una Cuba, muertos en vida, ni siquiera tienen el derecho a pensar, ni decidir por sí mismo, viendo todo destruido, que fueron unas ciudades tan bellas, hoy todas destruidas, lo que se convirtió en desecho; ¡como lo que llevan eso por el desastre, son descendiente del Caballo de Atila! y lo más lamentable que eso es el punto de honor y máxima aspiración de los jefes de este país, ser gemelos y copia fiel a tan hermoso proyecto.

Señalan los antiguos griegos, que la verdad es la amante más infiel que existe, porque se acuesta con uno y se levanta con otro, no sé porque, eso se me  parece a nuestro país y quienes toman la decisiones en políticas financieras, social y económica, sus proyectos son muy animados, con un discurso bajo juramento, pero jamás acertado, excepto, cuando se trata de darle palos a los que ya existía y contribuir con velocidad a la ruina de las fortunas más grande, como un goce o disfrute de que todo conmigo y si no Se j…n  y mientras yo estoy aquí, usted chito, pero como dejo dicho Bolívar “De las cosas más seguras, lo más seguro es desconfiar”. 

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios