NBA pide cerrar instalaciones; más casos de coronavirus

AP | Foto: AP |

La NBA ordenó a sus equipos que a partir del viernes cierren sus instalaciones de entrenamientos y prácticas por tiempo indefinido, la más reciente respuesta a la pandemia del coronavirus.

La medida surgió en una jornada en que cuatro equipos más reportaron jugadores o empleados que dieron positivo del COVID-19.

Los Lakers de Los Ángeles informaron el jueves que dos jugadores contrajeron el virus. Marcus Smart, de los Celtics de Boston, anunció también que dio positivo.

Por su parte, los 76ers de Filadelfia divulgaron que tres integrantes de su organización se habían infectado. Los Nuggets de Denver informaron que una persona al interior de la franquicia arrojó positivo del nuevo coronavirus.

Los Lakers, 76ers y Nuggets optaron por no identificar a quienes contrajeron la enfermedad. Filadelfia y Denver no precisaron siquiera si los casos positivos se vinculaban con un jugador, entrenador o empleado.

Smart dijo que esperó cinco días para obtener los resultados de las pruebas.

“Me he declarado en cuarentena desde el análisis, afortunadamente”, explicó Smart en Twitter. “El COVID-19 debe tomarse con la mayor seriedad. Sé que es prioritario para los expertos de salud de nuestras naciones y debemos obtener más pruebas lo más pronto posible”.

La liga anunció la nueva directriz de cierre de instalaciones a los equipos el jueves al mediodía, por medio de un memo, del cual The Associated Press obtuvo una copia. Desde el lunes, la NBA empezó a indicar a los equipos que los entrenamientos individuales podían realizarse usando lo que la liga llamó la regla de “un jugador, un entrenador y una canasta”.

Ahora, ni siquiera eso está permitido. En caso de que los jugadores decidan entrenar durante la suspensión de partidos, deberán hacerlo en casa o alguna otra instalación privada.

La NBA explicó que decidió endurecer las medidas “ante el rápido desarrollo de la situación del coronavirus, y respetando el cambiante consejo de expertos de salud sobre la manera de promover la salud individual y pública mientras se minimiza la propagación del virus”.

Recomendó además que los jugadores “deberían tomar medidas agresivas para evitar contacto con otros y permanecer en casa el mayor tiempo posible, saliendo sólo por actividades esenciales”.

La liga describió tales actividades como “comprar alimentos, medicamentos u otras provisiones necesarias; recibir atención médica; brindar el cuidado necesario a un miembro de la familia u otra persona con que comparta vivienda; o atender otras emergencias”.

La mañana del jueves, la NBA tenía reportados siete jugadores _cuatro de los Nets de Brooklyn, dos del Jazz de Utah y uno de los Pistons de Detroit_ que habían dado positivo al COVID-19.

Horas después el número de casos en la NBA incrementó a 14.

El comisionado de la liga, Adam Silver, dijo a ESPN el miércoles que ocho equipos presentan casos positivos del virus. No todos los equipos han reconocido públicamente las pruebas, por lo que es posible que el número de casos positivos entre jugadores de la NBA sea mayor.

Con la creencia de que no habrá partidos de NBA en las próximas semanas, como mínimo, la liga consideró que era el momento correcto para tomar medidas y limitar la exposición de los jugadores.

“En congruencia con el incremento de restricciones de los gobiernos estatales y locales y el consenso de cómo mitigar el contagio del coronavirus, con lo que están de acuerdo los expertos de salud pública y enfermedades infecciosas de la NBA, a partir de mañana y hasta nuevo aviso las instalaciones deportivas de los equipos permanecerán cerradas para jugadores y personal”, escribió la NBA.

La Liga indicó que la prohibición también se aplica para las instalaciones de la Liga de Desarrollo.

Previamente y como parte de la respuesta a la pandemia de COVID-19, la NBA había prohibido a los equipos utilizar clubes deportivos públicos, gimnasios e instalaciones universitarias. Pero la liga agregó el jueves que los equipos tienen permitido darles a los jugadores ejercicios de acondicionamiento, entrenamiento y otros materiales para que los utilicen en casa.

La gran mayoría de los enfermos se recuperan del nuevo virus. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las personas con síntomas leves se recuperan en alrededor de dos semanas, mientras que quienes presentan un cuadro más grave podrían tardar de tres a seis semanas en recuperarse. Por ahora se reportan más de 227.000 casos y 9.300 fallecidos a nivel mundial por la pandemia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios