#VÍDEO #HistoriaMenuda Orígenes de la gran pandemia del Siglo XX

Oscar Castro Leal | Foto: Archivo IMP |

La pandemia de la Gripe Española puso en alerta las grandes capitales del mundo en los cinco continentes durante los años 1918 y 1919.

El mal debe su nombre a que fue en la neutral España donde primero se dio a conocer su existencia. El Rey Alfonzo XIII se contagió y la noticia se hizo pública en esa nación.

Los avances de la ciencia eran muy limitados hace un siglo. Aún no existía la penicilina y en muchos países las condiciones sanitarias eran precarias.

Algunos autores coinciden en que el virus se originó en un campamento militar en la costa este de los Estados Unidos y hasta se especuló que fue un virus producido por la empresa farmacéutica alemana “IG Farben”, liberado por un submarino alemán en la bahía de Boston a principios de 1918. En esos tiempos se usaban armas químicas en los campos de batalla.

Dadas las condiciones de insalubridad reinante en las ciudades destruidas por la conflagración, el virus se esparció por el viejo continente y causó más muertes que el mismo conflicto bélico.

El virus llegó a Barquisimeto en octubre de 1918 y el doctor Antonio María Pineda, director del Hospital La Caridad, se pone en alerta.

Las hermanas de San José de Tarbes redoblan esfuerzos para atender a los infectados. Boticas y expendios como la Farmacia Lara, colaboran con la contingencia y dan ayudas a los pobres.

Las muertes eran rápidas y a las pocas horas sus pulmones se llenaban de fluidos y morían de neumonía.

Al igual que en los tiempos del cólera, los barquisimetanos se refugian en la fe y acuden a Santa Rosa a implorar a la Divina Pastora interceda ante aquel terrible mal. La mano de Dios hizo posible el milagro, pues no habían vacunas y los tratamientos eran poco eficaces.

Solo el desarrollo de anticuerpos y la consecuente inmunización de los infectados, hicieron posible el milagro de la supervivencia. Cincuenta millones de personas murieron en todo el mundo entre 1918 y 1920.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios