#OPINIÓN Ventana abierta: Una oración por el mundo #8Abr

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen…”

(Lucas 23:34).

Se dice que para 20 de julio de 1969, a las 20:17:39, UTC,según los Estados Unidos, llegó a la luna el llamado Apolo 11. Desde acá no lo podemos negar, pero tampoco afirmar. Se informó que la tripulación fue: Neil Armstrong, Edwin “Buzz” Aldrin y Michael Collins.

Estando pequeños y creemos que fueel Apolo 11, que había perdido el rumbo yla nación entera solicitó una oración por ellos.En un 50% de probabilidades que solo oró el mundo cristiano. Es decir, teóricamente no todo el mundose unió a dicha solicitud de oración.

Muy parecido, con el problema de covid-19, ya se ha pedido que se eleven oraciones por el mundo,para que Dios intervenga y termine con esta pandemia, pero, como hay unos 2.300 millones de cristianos, muy pocosiniciaríamos la oración más o menos así:“Padre nuestro que están en los cielos…”, luego el pedido y hasta algunos cristianos no terminan sus oraciones “en el nombre de Jesús”, el Unigénito de Dios.      

Según Google hay unos 7.500 millones de habitantes, y restando el número de cristianos, entonces hay unos 5.200 millones que no le pedirían al Padre de Jesús.Y en nuestra opinión, por esto del libre albedrío, Dios no puede actuar en un mundo que, necesariamente no confía en Él. Y si lo hace, lo haría por misericordia y/o por todos los que tengan verdadera fe en Él. Preguntamos ¿Será esta la causa que la tierra anda como anda, está muy mal o va por muy mal camino?

En una ocasión, en la época de Nínive, hubo un profeta llamado Jonás, a quien Dios le encomendó una tarea de predicar, porque les sobrevendía una destrucción. Pero Jonás huyó en un barco, y luego se desató una terrible tempestad y pidió que lo lanzaran al agua.La Biblia dice que una ballena se lo tragó y milagrosamente lo lanzó a la orilla.Después de allí, Jonás predicó y hasta el rey se convirtió.

El rey realizó un edicto y dijo:“…clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos? (Jonás 3:8,9).

Por esas similitudes,pensamos que hay una gran población que nole pedirían al Dios de la creación, que señala la Biblia,definitivamente hay personas que no aceptan a la Deidad como el Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Cuando hablamos del Padre, es el mismo mencionado por Jesús al momento de la crucifixión, quien elevó la más grande e importantísima Oración por el mundo.Ese hecho, reviste todo el significado de la razón de ejecutar el plan revelado en 1ª Pedro 1:18-21, para darnos su perdón.

Estando en la cruz, Cristo, dirigiéndosea su propio Padre dijo: “… perdónalos que no saben que saben lo que hacen” (texto inicial) ¡Cuánto dolor!¡Cuánto sufrimiento! Hasta lo desnudaron.Él inmaculado Hijo de Dios vertió su sangre por esta cruel humanidad, desde la creación hasta nuestros días. Insistimos:¿Cuántas personas hay que no creen en Cristo y en su Segundo regreso?

Agradezcamos que, esaOración fuedirigida tanto para aquella turba malvada, como para el mundo de hoy. Allí había incrédulos; inquisidores gobernantes; blasfemos sacerdotesdel fariseísmo; un pueblo lleno de creyentes y otros incrédulos; soldados crueles y obedientes a las voces de sus superiores que lo laceraron, maltrataron, se burlaron, aunque hubo uno o varios que creyeron en Jesús.

Dios anuncia sus juicios antes (Amos 3:7), pero la situación de Nínive, la de Noé y el diluvio y este planeta no son muy distintas.

Es probable que pocos, veamos que hay un destello de salvación en esta pandemia, la cual parece no tener fin, pero en Dios, en Cristo está la verdadera salvación; sino la física, está la Salvación espiritual.

¿Cuántos estaremos esperando que pase el convi-19 para volver atrás: Odio, violencia, guerras, maldady perdición en general?

Eduardo Iván González González

www.ventanabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios