¡Tierra de gracia! Venezuela cumple 121 años consagrada al Santísimo Sacramento #2Jul

Haydeluz Cardozo/ Foto: Archivo IMP |

Ahí lo tienes: es Rey de Reyes y Señor de Señores. -Está escondido en el Pan. Se humilló hasta esos extremos por amor a ti. San Josemaría Escrivá de Balaguer


Los detalles de amor de Dios son muchas veces imperceptibles. Aún en medio de un 2020 convulsionado, Venezuela recibió la noticia de la beatificación del doctor José Gregorio Hernández como un signo de esperanza, un aliento de vida en medio de tanta oscuridad.

Y este 2 de julio se renueva otro regalo especial que obtuvo Venezuela hace 121 años: la consagración de nuestro país al Santísimo Sacramento. El hecho ocurrió en julio de 1899, a finales del siglo XIX en tiempos tan álgidos como los años recientes, de la mano del arzobispo de Caracas, monseñor Críspulo Uzcátegui.

El santísimo sacramento es la hostia consagrada que se expone en una custodia para la veneración de los fieles, quienes están conscientes de la presencia real de Jesús con su Cuerpo y Sangre en ese trozo de pan.

A propósito de esta celebración, compartimos con ustedes 5 reflexiones sobre la Eucaristía, de la mano de hombres y mujeres que fueron ejemplo de santidad.


El pan eucarístico, representa la suprema generosidad de Jesús al darse a sí mismo, al convertirse en alimento que nos fortalece y en fuente inagotable de vida eterna. P. Luis Carlos Aparicio Mesones.


¿Cómo sigo yo a Jesús? Jesús habla en silencio en el Misterio de la Eucaristía y cada vez nos recuerda que seguirle quiere decir salir de nosotros mismos y hacer de nuestra vida no una posesión nuestra, sino un don a Él y a los demás. SS. Francisco.


»Permanezcan en mí, como yo permanezco en ustedes». Sabemos muy bien lo que eso significa: contemplarlo, adorarlo y abrazarlo en nuestro encuentro cotidiano con él en la Eucaristía, en nuestra vida de oración, en nuestros momentos de adoración, y también abrazarlo en las personas más necesitadas”. Papa Francisco.


La Santa Eucaristía es la continuación de la Encarnación de Cristo sobre la tierra. El misterio de la Eucaristía nos da la alegría de tener una navidad cada día. Cuando nosotros venimos al Santísimo Sacramento es como si viniéramos a Belén, un nombre que significa la casa del pan. Santa Teresa de Calcuta.


La Eucaristía y la Virgen son las dos columnas que han de sostener nuestras vidas. San Juan Bosco


Oración de la Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento:

“Soberano Señor del Universo y Redentor del mundo, clementísimo Jesús, que por un prodigio inenarrable de tu caridad te has quedado con nosotros en este sacramento hasta el fin de los siglos; aquí venimos a tus pies a proclamarte solemnemente y a la faz del cielo y de la tierra, nuestro único rey y dominador santísimo. A quien consagramos todos nuestros afectos y servicios y a quien ponemos todas nuestras esperanzas.

Tú eres nuestro Dios, y no tendremos otro alguno delante de ti, en tus manos ponemos nuestra suerte y con ella los destinos de nuestra patria. Muchos te hemos ofendido, y como el hijo pródigo hemos disipado en los desórdenes tu herencia, perdónanos que ya volvemos con espíritu contrito a tu casa y a tus brazos. Recíbenos, salvador nuestro, y concédenos que venga a nosotros tu reino eucarístico.

Levanta bien alto tu trono en nuestra República, a fin de que en ella te veas glorificado por singular manera y sea honra nuestra, de distinción inapreciable, el llamarnos la República del Santísimo Sacramento.

Te entregamos cuanto somos y cuanto tenemos cubre nuestra ofrenda con tú mirada paternal y hazla aceptable y valiosa en tú divina presencia.

Otra vez te pedimos nos recibas, que no nos deseches, y que este acto de nuestro amor y de nuestra gratitud sea repetido, cada vez con mayor fervor, de generación en generación, mientras Venezuela exista, para que jamás la apartes de tú Sagrado Corazón. Que así sea para nuestra vida del tiempo y después. Por los siglos de los siglos. Amén”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios