Paralizado en 60% industria de la harina por falta de materia prima #15Jul

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |
Chef pouring flour on dough in a commercial kitchen.

El sector procesador de la harina de trigo está paralizado en un 60% por falta de materia prima, y los empresarios no se atreven a importar directamente, por la inseguridad jurídica que hay en el país y el temor que les expropien después de realizadas las compras de insumos en el exterior.

La información la dio a conocer el presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina (Fetraharina), Juan Crespo, quien indicó que además del problema de la escasez de materia prima, con este “coctel” que se ha presentado en el país, la problemática se ha agudizado, ya que al no haber trigo los molinos se paralizan, los patificios igual.

Señala que los mas perjudicados con esta situación son los trabajadores, porque las empresas les están pagando el salario básico, no hay utilidades, tampoco horas extras, bonos nocturnos y están laborando solo un 60%, ya que los llaman solo cuando consiguen la harina. Asimismo señaló que la prorroga del decreto de exoneración de impuestos para productos importados y materias primas, ha sido demoledor para el sector, porque mucho de los productos terminados son más baratos que los producidos en el país lo que afecta severamente la producción nacional.

Asegura que aun cuando los propietarios de los molinos y las panaderías pueden importar directamente, al no existir en el país seguridad jurídica no se atreven a utilizar sus recursos para traer los insumos por temor a que luego se los expropien.

Asegura que en estos momentos un saco de harina de trigo cuesta por encima de los 8 millones de bolívares, de allí que en algunas panadería se consigue el pan, pero una canilla está por el orden de los 120.000 bolívares, recordando que no son muchos los trabajadores que pueden disponer de este monto para adquirir el pan para llevarlo a su hogar.

Revelo Crespo en entrevista radial, que con las restricciones muchos trabajadores no pueden llegar a sus centros de trabajo, y los propietarios de las empresas les dicen que no tienen medios para imprimirles los salvoconductos, porque no tienen impresoras y además porque la tinta es muy costosa.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios