#COLUMNA El rincón de los miércoles #14Oct

Luis Rodríguez Moreno | Foto: Archivo IMP |
Foto: AP

Uno supone, y regularmente siempre supone mal, que todos los gobiernos del mundo se preocupan, entre otras cosas, del bienestar de las ciudades y de los ciudadanos como una manera de cumplir con las promesas que distribuyen entre un pueblo que siempre; y no se por qué, sigue creyendo en los pajaritos embarazados, o sea, en los políticos que forman parte de esa caterva de individuos que aparecen cada cinco años en las calles y avenidas vociferando consignas en favor de X o Z candidato. Quiero decir que se trata de ningún gobierno en particular los responsables de esas mentiras piadosas, excepto en países escandinavos como Finlandia, Suecia, Dinamarca y otros que gozan de un gran prestigio y donde no se sufren esas decepciones de la cual hemos ya hablado. Nuestro amado país no se escapa de la tendencia a suponer la buena fe del gobierno cuando escucha los  repetidos y ya fastidiosos discursos sobre lo bien que está el país, cuando la realidad nos golpea con un mazo. La verdad sea dicha, no estamos bien, casi todas las ciudades grandes, incluyendo los pequeños pueblos están totalmente abandonados.

II

Ayer nada más caminábamos a todo riesgo, como suele suceder, por algunas calles de nuestro Barquisimeto, una ciudad que amamos apasionadamente a pesar de todo el mal que, le han hecho, y esto no es una suposición mía. A poca distancia de la sede del centenario liceo Lisandro Alvarado, se encuentran las instalaciones del parque infantil que lleva el nombre de Don Alberto Ravel, un gran periodista de viejos tiempos y defensor del derecho de los pequeños. Recuerdo haber dejado en sus sencillos columpios mis primeros ejercicios y juegos inocentes propios de la época. Algún gobernante local le pareció una buena idea sembrar el parque con figuras de personajes que nada tienen que ver con nuestra cultura y, lo peor, lo abandonaron a su suerte, lo mismo que le pasó a su vecino, el recodado Cambural, donde los muchachos más formados se tomaron sus primeras cervecitas. No tiene el parque Alberto Ravel ni un miserable vigilante para impedir que los vagos y maleantes hagan de las suyas en su interior. Incluso funciona en una de sus entradas un pequeño mercado de frutas que alivia la escasez de los vecinos. Frente al parque está el Grupo Escolar que lleva el nombre de la bella República de Costa Rica, otra de los institutos olvidados del gobierno. Por cierto, en uno de sus patios yace abandonado un vehículo que presumo perteneció al Ministerio de Educación, y estoy seguro que ni Aristóbulo debe saber que existe. La comunidad solo pide, si no es mucha molestia; como se suele decir, una mayor atención y respeto para que regresen los niños a sus parques.

III

Rafael Nadal ha cerrado el año tenístico con un memorable duelo de titanes con Novak Jdokovicn en una final electrizante del torneo Roland Garros. Ha sumado con su victoria frente al serbio 13 trofeos, un verdadero récord difícil de superar. También iguala a Roger Federer con 20 Grand Slam. Nadal recibe la Copa de los Mosqueteros después de un partido donde mostró desde el principio una gran convicción en el desarrollo de las acciones, donde mostró recursos y la huella de un gran preparación previa para el combate con un Jdokovic que a ratos se mostró sorprendido de la vitalidad del tenista español. Como nos hemos nadalizado, vivimos con gusto ese final del Roland Garros, tanto en femenino como el que estamos comentando, ambos dignos de un torneo de élite como el parisino. Por otra parte, en el comienzo de las eliminatorias de cara al Mundial de Qatar, Colombia fue superior a la vinotinto que encajó tres goles al no ser capaz de interpretar a unos rivales que lucieron seguros y rápidos en sus avances. Tendrá que mejorar mucho la vinotinto si quiere mantenerse con oportunidades en su grupo.

Luis Rodríguez Moreno

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios