#OPINIÓN Reflexión en positivo: Continúa el campo siendo la solución #26Nov

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

La paz no es solo la ausencia del conflicto, debe ser eterna por el bien de un mundo feliz y un corazón contento unido al cerebro para generar bienestar y prosperidad, participar activamente en todo lo que genere una patria prospera donde la abundancia relinche y el gozo sea para todos. Que desaparezcan las marcadas diferencias de uno muy pobre y otros muy ricos, unos más robustos y otros desnutridos. Sabemos que la igualdad o pensamientos únicos no se ven ni en los animales pero si es pertinente mirar de vez en cuando y con ojos de piedad, tanta miseria humana que no había razón de ser en una patria tan rica como lo fue Venezuela; Esta hoy uno de los países con el mayor índice de pobreza extrema ¿a quién culpamos? Yo creo que a todos. ¿Dónde estábamos los afectados? Estábamos muertos o de parranda o pensando que nuestros problemas y el de su entorno nos los solucionaría otro. Se ha dicho que a uno nadie lo engaña, se engaña uno mismo y pensemos que eso paso aquí; cabe aquello de que uno toma sus propias decisiones, el problema es vivir con ellos. Bueno como y que entre el dolor y la nada, prefiero el dolor que si puede tener solución.

¿En nuestra patria que paso con los productores del sector primario? Como todos sabemos que la primera economía del mundo es la generada en el campo por medio de la agricultura y la ganadería ¿quién puede decir a esto que no es así? ¿Quién puede decir que cuando los productores del campo se empobrecen los gobiernos les pasa igual? ¿Quién puede decir que en un país donde no se produce lo que se consume pueda tener éxito?.

¿Qué paso con los productores del sector primario con el comercio internacional? si ya había un mercado seguro donde los productos de nuestra patria eran apetecibles y competitivos soy testigo fiel de las exportaciones de algunos rubros como lo fue el café, cacao, arroz, todo tipo de legumbres, recuerdo semanalmente por la aduana de Tucacas; salían más de sesenta pequeños barcos full de productos de nuestras regiones hacia las islas del caribe: Aruba, Curazao, San Martin, Bonaire y entre otros. Ellos consumían y reexportaban a sus vecinos; se llevaban y traían producción venezolana: hierro de la siderúrgica, cabillas, tubos, laminas, aluminio, tejas, cemento, cal, bloque y por otro lado: bananas, plátanos, tomate, cebolla, ajos, quesos, azúcar, papelón, sardinas, atunes, rones venezolanos, cervezas, leche en polvo de Quebrada Arriba del Municipio Torres, Ah mundo Said Padua y otros. Era hermoso todas las semanas ver salir esos pequeños barcos zarpar con productos elaborados en Venezuela; el gran movimiento de aquel Municipio Silva, Alegre, gente animada y bien alimentadas. Hermoso ver los estados andinos con sus camiones full descargando todas las semanas en Tucacas y su sonrisa a flor de labios con su feliz regreso y sus bolsillos full de platica, acompañado de una botella de buen whisky y un queso holandés, una lata de aceite Beria y latas de mantequilla Brum, contentos y gozosos, a buscar otro viajes sin las miles de alcabalas, ni mucho menos matraqueos. Les cuento esto con mucha pasión porque muchas veces fui participe de estas negociaciones y lo que paso con esto todo se evaporo y lo sabemos pero los únicos que no lo saben son los culpables y los que no quisieron darse cuenta de esto, es como un amor que se ha ido y es muy triste recordar, hoy pertenece al pasado y difícil olvidar.

Un amigo y lector de mi columna que conoce a perfección la idiosincrasia del productor del campo, y hoy vive en un país del primer mundo, me escribe donde me hace una advertencia justa y dice: “Tu pendiente a la gente productiva que trabaja y produce más , pero si fue que se te olvido, te envió una pequeña muestra del rosario y penuria que sufre textualmente los colegas del campo; y copio tal y cual querido amigo Dr. Coronel Héctor Pietri Guzmán su palabra vaya adelante tienes toda la razón y dice lo siguiente:

Hola siempre leo tus artículos, me parecen interesantes, veo que siempre estas insinuando que se debe producir para que el país es suficientemente abastecido e instas a que en el campo esta la solución, completamente de acuerdo, pero nunca tratas que es el gobierno el culpable de que eso no se logre. No hay insumos, no hay vías para poder transportar los productos, los precios no satisfacen al productor, invasiones, expropiaciones, leyes contrarias al desarrollo, el estado controla todo, demasiadas alcabalas para matraquear, etc. … Mi punto de vista es que se debe insistir en porque no hay producción… Fíjate todos los grandes supermercados entregados a los extranjeros traen sus productos de otros países…

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios