Docentes barquisimetanos aseguran que la vacuna rusa no solucionará la crisis académica #1Mar

Texto: José Enrique Arévalo | Foto: Archivo IMP |

Durante la noche de este domingo 28 de febrero, Nicolás Maduro informó sobre la aprobación del inicio de las clases presenciales en Venezuela a partir del mes de abril con medidas de “bioseguridad extrema”. Además, comentó que harán los esfuerzos necesarios para vacunar contra la COVID-19 a los profesores venezolanos.

Sin embargo, la posición de los docentes del país no parece estar alineada con las intenciones del régimen chavista. ¿Los motivos? Aseguran que las instituciones de Venezuela no están en condiciones para recibir a los alumnos, denuncian que sus ingresos económicos no son dignos y destacan que no le tienen confianza a la vacuna rusa, la Sputnik V, aquella que está siendo utilizada contra el coronavirus en los venezolanos.

Lea también: #FOTOS “No somos ratas de laboratorio”, docentes barquisimetanos rechazaron la vacuna rusa #6Oct

Elena Montoya, profesora barquisimetana, contó a Elimpulso.com que no estaría dispuesta a ser vacunada con la Sputnik V, porque considera que “esa no es la solución“. Acotó que Maduro “pretende tapar los problemas de los profesores ofreciendo la vacuna, pero no resuelve lo que tanto se le ha pedido“.

Con esto, Montoya hace referencia a las denuncias que constantemente ha hecho el sector académico para que las instituciones educativas del país reciban atención en cuanto a la infraestructura, y sumado a ello, los docentes venezolanos perciban un salario digno y justo.

Una opinión similar tuvo Ezequiel Rodríguez, docente barquisimetano, quien aseveró lo siguiente: “Está bien que quieran vacunar a todos los venezolanos, para allá va el mundo. Pero ¿Cómo vamos a recibir a los niños en unas instituciones sin agua, electricidad ni aseo? No se puede“, cuestionó.

Para completar una muestra de la visión por parte de los profesores venezolanos ante estos nuevos anuncios de Maduro, David Pérez, maestro barquisimetano, indicó que “cuando los niños tengan la garantía de ir a unas aulas con todas las condiciones higiénicas y académicas, daremos las clases con mucho gusto“. Incluso, señaló que la vocación de los profesores es tan grande, que pese a sentirse “humillado”, siguen con las ganas de educar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios