Advierte especialista: Medidas económicas anunciadas por Maduro no revertirán la crisis

Pacífico Sánchez | Archivo IMP |

Aunque el régimen pregona que las medidas anunciadas esta semana por Nicolás Maduro están dirigidas a la protección del pueblo, ninguna tendrá efectos positivos para la economía nacional, precisamente cuando el Fondo Mundial Internacional (FMI) estima que con excepción de Venezuela,  todos los países, a pesar de la pandemia de COVID-19, tendrán crecimiento económico y nosotros sufriremos una caída de 10 puntos en el Producto Interno Bruto.

Este es el criterio expuesto por  el doctor Ananías Peraza, profesor de posgrado en economía de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), al ser consultado por Elimpulso.com.

Esas medidas, que no son otra cosa que la extensión de las mismas cuando el régimen declaró la emergencia por la aparición de los primeros casos de la enfermedad proveniente de Wuhan, China, en nada contribuirán a salir de la crisis.

Porque lo que traerán es mayor inflación, más inactividad y, por supuesto, más gastos para el Estado, subrayó.
Maduro prohibió las garantías de crédito, el riesgo crediticio de cualquier orden, el desalojo forzoso de inmuebles arrendados a familias y comerciantes. Anunció facilidades para instalar micros y pequeñas empresas, para las cuales no habrá pago al  Servicio Nacional de Registros y Notarias (Saren), al Registro Mercantil, ni al Impuesto sobre la Renta hasta diciembre.

Para el doctor Peraza, mediante la aplicación del sistema de cuarentena de 7 por 7 días, el régimen,  prácticamente, ha paralizado las actividades económicas, mientras en el resto del mundo se hacen esfuerzos por dinamizar el aparato productivo de cada país.

En relación con la prohibición de desalojo de inmuebles, como toda medida populista, señaló, tiene un lado claro y otro oscuro.

Si, por ejemplo, un empresario, como consecuencia de la inamovilidad que ha traído la pandemia, no puede pagar el arriendo, se le permite seguir operando sin problema alguno; pero, el dueño del inmueble, es afectado porque no percibe el ingreso convenido en el contrato. Es posible que los funcionarios crean que eso favorece la economía, pero ya sabemos cuál es la situación de ésta: muy crítica.

En cuanto a la creación de micros y pequeñas empresas, éstas producen poco y aportan muy poco al fisco nacional. Es posible que contribuyan a la incorporación de trabajadores a unas nuevas fuentes de empleo. Y lo que si hay que destacar es que los registros empresariales son muy costosos, pero ahora no tendrán los interesados que pagar nada. Sin embargo,  como ocurre generalmente con disposiciones de ese tipo, el proceso se abrirá con un gran retardo, porque trabas no faltarán.

Recordó el doctor Peraza el último informe del FMI, dado a conocer precisamente el martes de esta semana, en el cual se anuncia que con excepción de Venezuela, todos los países tendrán crecimiento económico, a pesar de la pandemia. Nuestro país, desafortunadamente, tendrá un decrecimiento del 10 por ciento, lo que es muy grave.
Comentó que el sistema de 7 días de flexibilización en la cuarentena por 7 días de reclusión radical,  no puede repercutir positivamente en la economía nacional.

Crisis

Mientras en todo el mundo se hacen esfuerzos por mejorar los niveles económicos, en Venezuela se propicia la vagancia y se engaña a millones de personas mediante el otorgamiento de unos bonos, que no alcanzan para comprar  medio cartón de huevos, ni siquiera un paquete de harina precocida, dijo.

Aunque son insignificantes el valor de esos bonos, contribuyen a incrementar la inflación.

Mejor sería utilizarlo en mejorar  los servicios, sobre todo en este momento el de la salud, porque las personas cuando se enferman tienen que comprar hasta la inyectadora para que le pongan una inyección o, en todo caso, adquirir el medicamento apropiado, ya que el Estado no está en condiciones de suministrarlo.

Esos bonos son una medida populista, inflacionaria porque es más dinero que se va a la calle  y frustrante para quien lo recibe, dijo el doctor Peraza. No son nada beneficiosos.

Recordó el especialista que la hiperinflación venezolana no tiene comparación y supera enormemente a los países que han sufrido ese fenómeno.

En este orden de ideas manifestó que es la que ha tenido mayor tiempo,  por cuanto se encamina hacia el cuarto año con devastadores efectos, no sólo para la economía nacional, sino para la población, cuyo impacto más visible es la huida de aproximadamente seis millones de personas hacia  todos los continentes.

La mayoría de la diáspora está conformada por gente joven y bien preparada. Se fueron toda la gente especializada en petróleo, así como médicos, ingenieros y otros profesionales. Y a pesar de la pandemia, se siguen yendo venezolanos al exterior en busca de mejores condiciones de vida.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios