UNIMET: Exhortan a todos los sectores a impulsar planes masivos de vacunación priorizando a sectores vulnerables

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

Ante la grave situación de las comunidades universitarias nacionales, que se extiende a todo el sistema educativo nacional, la Universidad Metropolitana se dirige a la opinión pública en general, a través de un comunicado en el que expone la situación que hoy vive el sector universitario.

Señalan que en las últimas décadas, con una grave agudización en el último septenio, la actitud hostil desde el Estado hacia las Universidades autónomas y hacia el conocimiento en general, sumada a la situación de crisis económica y de servicios públicos generalizada, han mermado en la práctica el derecho a la educación.

Durante este último año, en el cual el mundo ha vivido en la angustia existencial que implica la pandemia de la COVID-19, las consecuencias de esta hostilidad se han evidenciado en una sociedad crecientemente desigual: se ha incrementado la brecha educativa por la parálisis de hecho de todos los niveles de la educación pública, y se ha demostrado la incapacidad de los servicios públicos de atender a las poblaciones más vulnerables, señala el escrito.

La Universidad Metropolitana, como institución de educación superior de gestión privada, no es ajena al sufrimiento de nuestras comunidades hermanas en las universidades nacionales. A la imagen de los campus solitarios e invadidos por el hampa y la maleza, se le suma el desolador panorama social: Compañeros, colegas, colaboradores y amigos han visto trastocadas sus vidas por penurias económicas y sanitarias; actuales y futuros estudiantes ven perjudicados sus años de formación intelectual. Todo esto dejará secuelas irreparables en el sistema educativo nacional.

Hasta ahora, la respuesta Estatal ante este drama ha sido por una parte, una presión compulsiva para retornar a los campus, sin que se haya controlado la propagación de la pandemia, ni se hayan mejorado sustancialmente las condiciones de los centros asistenciales que reciben a un creciente número de afectados; por otra parte, la promoción unilateral de mecanismos de control social y político solapados de un sistema salarial de por sí insuficiente.

Ante este cuadro, sumándonos a reiterados llamados de sectores de la sociedad civil, y al reciente comunicado del grupo de Universidades que hacen vida en la Asociación Venezolana de Rectores, hacemos un llamado a los organismos públicos y particulares de salud, para sumar esfuerzos en planes masivos de vacunación que priorice primeramente a las poblaciones más vulnerables y en riesgo, en la cual se incluyen miembros del personal sanitario prioritario nacional, casi todos vinculados a comunidades universitarias.

De la misma manera, exhortamos categóricamente a los responsables del poder en el país que, junto con un plan de inmunización masiva con vacunas avaladas científicamente, se refuercen las medidas para bajar la transmisión (incluyendo paliativos ante sus consecuencias económicas y sociales), y se mejore la capacidad de atención disponible, en atención a las recomendaciones sobre el particular de las Academias de Medicina y de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales.

El país sigue sufriendo las consecuencias de una emergencia humanitaria compleja, agravadas por la pandemia global. La conciencia de los responsables del bienestar nacional debe atender a los múltiples llamados de la Nación, por encima de su interés político o particular coyuntural.

Lea más: Maduro: En julio comenzaremos inmunización masiva con la vacuna cubana #26Mar

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios