#OPINIÓN Reflexión en positivo: Te lo pedimos Señor #22Abr

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

Es muy difícil explicar a los lectores y a toda la ciudadanía y recoger lo que se ha publicado con toda buena intención y seriedad donde con alegría, emoción, amor y voluntad de lo que sucede y no sucedió, como ha sido el caso de la vacuna contra el virus chino, que con bombas y platillos creo que con fuegos artificiales se celebró la buena y esperada noticia de que ya había un acuerdo para importar la vacuna tan decidido como única forma de parar o minimizar esta pandemia quien ha causado tantos muertos e incapacitado a millones , con pena ajena puedo decir que siento dolor y tristeza por todos los que han desaparecido y el dolor que sufren sus dolientes; pues fui yo como doliente de esta patria y gremialista positivo que le deseo el bien o quiero el bien para todos porque así Dios me lo ordena , que hiciera la propuesta de llegar a una buena alianza estratégica para abordar este gran problema o enemigo oculto , que sin compasión está acabando con la humanidad sin excepción, ya que no respeta grado, ni edad , jerarquía y como diana a los profesionales de la medicina nuestro respetado gremio que vinieron a este mundo a salvar vidas y no a que se marcharan antes de tiempo por culpa de la pandemia china; que dicen los científicos “Que no es natural sino mata viejos” como unos embajadores del cuerpo diplomático del averno, porque la verdad no le veo otro calificativo; mi propuesta especialmente a todos los gremios ONG mundiales que nos uniéramos en sólido grupo para ser los primeros en traer la vacuna, financiarla y aplicarla lo más urgente posible a nuestros familiares, empleados y a sus familias y a los amigos que no tengan recursos; esta propuesta hecha con toda buena fe y amor, al principio les pareció una buena idea y nada extraño ante la gran crisis en la que estamos sumergidos, no tengo duda que esta idea es pertinente y debe ser una buena iniciativa para salvar vidas.

En el momento de que vi la iniciativa o sana propuesta tuve buena aceptación, empezaron las conspiraciones de los agoreros aguafiesta a sacar del baúl del cerebro enfermo todos los inconvenientes habidos y por haber, como es su comportamiento, filósofos de la nada, viendo siempre los inconvenientes donde están las soluciones y viendo el pecador donde está el santo y poniendo obstáculos donde hay una fácil solución, de unirse todos por la salud y apoyo a los que no pueden verdad que suena bien y con serio sentir y no a política.

Imagínense amigos lectores y con sentimiento de conciencia cual fue mi emoción cuando leímos el convenio que fue anunciado entre el Gobierno y Fedecamaras, en representación del empresariado, el sector privado, esto como debe ser y que aspirábamos toda las personas de buena voluntad que pensamos con amor en nuestra patria con el ruego a Dios para que nos ilumine el camino de la convivencia, la paz, gran decepción, tristeza y frustración cuando por desgracia aparecieron otra vez los desmentidos sobre la noticia , vienen del averno; no hay pacto y todo se derrumba como si eso calmara tantos dolores por vidas perdidas y tantas personas que trabajaron toda su vida y con una jubilación de menos de un Dólar ($) no puede comer mucho menos vacunarse.

Todos dicen que la crisis es por la mala política de un gobierno, según dicen los intelectuales no hay santos por quien clamar, parece que Churchill tenía la razón cuando dijo “en la política a los desconocidos se convierten en compañeros” no me acuerdo quien fue que dijo “ que la salud es un caso muy serio para dejarlo en manos de los políticos” roguemos por estas crueles decisiones que llegue a un acuerdo, la patria somos todos y necesita de sus hijos, con el ruego a Dios que este petitorio llegue a su destino, sea oído y las vacunas vengan en camino.

Otra suplica que también debiese ser tomada en cuenta el sector agropecuario, que llegue a feliz término el sembradío de este ciclo, la producción de carne y leche y todo lo que sea alimento que pueda consumir la gente de pocos recursos; que no tienen acceso a los abastos de Lujos o bodegones, pero también son hijos de Dios y tienen derecho a comer, que aparezcan los insumos como el gasoil y todo lo que necesite un productor del campo para cumplir con su noble tarea de ser productivo y sentirse feliz al ver que su esfuerzo es un aporte y que el compartir es un disfrute y el no ser una carga para nadie es un gozo y disfrute para quien no se oriente o practique la Ley del menor esfuerzo y el de su aporte al cumplir con sus deberes; animo jamás caer en quienes pierden la ilusión, porque también pierde el deseo de vivir, producir y compartir; pensamiento y acción deben ir junto no se olviden.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios