¡Venezuela, terminó la espera! José Gregorio Hernández fue elevado a los altares #30Abr

Katherine A. Nieto | Foto: Cortesía Conferencia Episcopal Venezolana |

“Isnotu le dio la vida a un laico excepcional con virtudes heróicas”

Las voces y notas musicales de la Schola Cantorum de Venezuela y la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho dieron inicio a la ceremonia de beatificación del cuarto beato de Venezuela, José Gregorio Hernández, pocos minutos después de las 10 de la mañana de este viernes 30 de abril en la iglesia San Juan Bautista de La Salle, en Caracas.

“Repican las campanas del corazón antes que la de las iglesias de Venezuela porque la fe se lleva en el alma. Es la fiesta del médico de los pobres de Venezuela… La fiesta no es solo de los católicos y de los venezolanos, sino de otras latitudes del mundo. José Gregorio es de todos y para todos” pronunció el Cardenal Baltazar Porras al inicio de la ceremonia de beatificación del Siervo de Dios, esperada desde hace 72 años por la iglesia católica venezolana.

La paz y el entendimiento de los venezolanos fue la primera petición de esta ceremonia, en que se develó el mosaico del Beato José Gregorio Hernández con la aureola que lo identifica como tal.

“Concedemos que el venerable Siervo de Dios, José Gregorio Henández Cisneros, fiel laico, experto en la ciencia y excelente en la fe, que reconociendo en los enfermos el rostro sufriente del Señor, como el buen samaritano, los socorrió con caridad evangelica, curando sus heridas del cuerpo y del espíritu, de ahora en adelante sea llamado beato y que sea celebrado cada año en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 26 de octubre en el nombre de Padre, del Hijo y del Espíriti Santo”, proclamó el representante de la autoridad eclesiástica venezolana, para seguidamente develar el mosaico del Beato José Gregorio Hernández.

Mientras las cortinas se corrian de lado a lado, comenzó el canto a José Gregorio, interpretado por Betsayda Machado, Giselle Brito, Andrés Mata y Luis Fernando Borjas, dirigido por Martín Figueroa y compuesto por Renato Aguirre.

Un emocionado Cardenal Baltazar Porras, con la voz quebrantada, agradeció a su santidad el papa Francisco por haberle conferido el título de beato al Siervo de Dios, José Gregorio Hernández Cisneros.

Posteriormente Giordano ofreció la homilía del Evangelio según San Mateo 25, 31-46, en la que resaltó que el Doctor José Gregorio es sin duda uno de los mejores venezolanos de todos los tiempos. También pidió por que la intercesión del médico de los pobres fomente la fraternidad y union en los venezolanos.

Se detuvo, además, en una oración para que el nuevo Beato interceda para que se logre el acceso a las vacunas en Venezuela, sin divisiones ni resistencias.

Lea también: Nuncio Apostólico Aldo Giordano: El Doctor José Gregorio es sin duda uno de los mejores venezolanos de todos los tiempos”#30Abr

El nuevo beato es capaz de unir a todos sus compatriotas por encima de las diferencias, en estos momentos no existe otra figura más querida que el Dr. José Gregorio”, dijo durante la homilía el Nuncio Apostólico Aldo Giordano.

Yaxury Solórzano Ortega, la niña que recibió el milagro por intercesión del Beato Dr. José Gregorio Hernández, fue una de las 150 personas que pudieron asistir a esta notable ceremonia de beatificación y tuvo el honor de llevar una de las 160 reliquias del nuevo beato ante el Nuncio Apostólico Aldo Giordano.

“Ahora el beato no pertenece únicamente a los venezolanos, sino que desde Venezuela se dona a la iglesia universal y al mundo entero. Que el beato José Gregorio Hernández obtenga hoy una gracia especial para venezuela y sea un rayo de luz que ilumine el futuro y su presencia, como hermano desde el cielo, nos guíe en cada paso para que sepamos descubrir ,más allá del cansancio las lágrimas y los obstáculos, el camino la verdadera felicidad que el señor  jesús nos ha preparado, amén”, cerró Giordano.

Schola Cantorum de Venezuela interpretó el Padre Nuestro, versión de gaita zuliana del compositor Alberto Grau, como parte de los momentos finales de esta celebración histórica para el país que se hace en un momento de crisis por la pandemia de la COVID-19 y que además ha unido a los venezolanos, sin distinción política, en una nueva esperanza y buena noticia.

“¡José Gregorio es nuesto!… ¡Que viva José Gregorio Hernández!”, se escuchó en la iglesia San Juan Bautista de La salle, en Caracas, durante la ceremonia de beatificación.

Finalmente, Cardenal Baltazar Porras hizo entrega de los relicarios a las diócesis del país en los que se encuentran las reliquias del beato José Gregorio Hernández.


PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios