#COLUMNA El rincón de los miércoles #5May

Luis Rodríguez Moreno | Foto: Cortesía |

Faltan muy pocos días para que los peruanos decidan su suerte en un proceso electoral con dos finalistas. Pedro Castillo, identificado con el llamado socialismo del siglo 21, suficientemente conocido por el sistema político que impera en Venezuela, y una mujer, Keiko Fujimori, que promete enmendar los errores del pasado y darle al país un gobierno democrático que ayude a superar la crisis política que viven ahora los ciudadanos de ese querido país. Keiko es una alternativa válida en un proceso vital para mirar con optimismo el futuro. Conoce perfectamente al Perú, su fortaleza  y debilidad, y tiene suficiente talento político para insertarlo en el conjunto de naciones que intentan dejar atrás el subdesarrollo, el gran responsable delos sufrimientos en nuestra América Latina. Sería irresponsable un voto favorable a Castillo, quien ha jurado ser una especie de Chávez resucitado con las malas intenciones del militar venezolano, y una puñalada trapera para los ciudadanos del antiguo Imperio Inca. Los peruanos tienen el deber y la obligación de rechazar categóricamente a este hombre que pretende ser una copia de Fidel Castro y de Hugo Chávez y votar sin temores por una mujer de carácter como Keiko, cuya prédica electoral ha llegado a entusiasmar a personalidades de la talla del Premio Nobel Mario Vargas llosa y Jaime Bayli, ilustres demócratas peruanos que han ofrecido su respaldo a quien maneja una oferta electoral esperanzadora para el noble pueblo hermano.

II

¡NOTABLE!: Un ciudadano será más feliz en un lugar donde pueda disfrutar de una libertad no condicionada con beneficios sociales generosos en un mercado laboral regulado para evitar la explotación del hombre por el hombre, además de apoyos económicos en caso de desempleo o impuestos agresivos, como ocurre por ejemplo en Finlandia, Dinamarca, Suiza y Holanda, los países donde los ciudadanos son los más felices del mundo a pesar de tener un Producto Interior Bruto inferior al de los Estados Unidos y Alemania… ¡TIP!: Leonel Messi, el fabuloso jugador del Barcelona y el tenista Novak Jdokovic han adquirido propiedades en Miami pagando increíbles sumas. Messi casi 400 millones y el  tenista serbio 5 de grandes por un apartamento como inversión. Y no es que piense mudarse al estado de la Florida. Por su parte el futbolista está pensando en aceptar una propuesta de David Beckham, actual propietario de un equipo de Miami.

III

Este miércoles los aficionados al fútbol estamos de fiesta cuando el Real Madrid enfrente al Chelsea el derecho de jugar la final de la Champions League, a la espera del resultado del partido entre el Manchester City y el París Saint Germain. Si el ganador hoy es el Madrid habrá que quitarse el sombrero ante Zidane, su entrenador, quien ha superado una temporada muy difícil como consecuencia de los problemas físicos de la mayoría de sus jugadores. El Chelsea no es un rival fácil. Tiene un buen plantel y una brillante historia… ¡RETRO!: No se si recuerdan a Libertad Leblanc, una actriz y vedette que fue muy popular en Venezuela en la década de los años 60. Actuó junto a Néstor Zavarse en la película “Acosada”, donde mostró sin rubor todos sus encantos. Acaba de fallecer hace varios días en Buenos Aires… LA CIUDAD de Nueva York volverá a la normalidad a partir del primero de julio. Consideran las autoridades que la pandemia ya no es tan letal como en los comienzos cuando NY figuraba entre las de mayor riesgo. Ya en muchos parques se pueden ver a ciudadanos paseando sin la odiosa, pero necesaria mascarilla.

IV

El vandalismo y la delincuencia organizada ha regresado a las calles y avenidas en América Latina dejando su mensaje de sangre. Antes fue a Chile, uno de los países más democráticos del continente, la semana pasada le tocó a Colombia resistir la carga de grupos perfectamente coordinados por el extremismo político, cuyos voceros están suficientemente identificados en el hermano país. La acción de los salvajes ha dejado millones de pérdidas como saldo de los saqueos indiscriminados en Bogotá, Cali, Medellín y otras importantes ciudades de Colombia, un país azotado hace mucho tiempo por una irracional violencia promovida por los enemigos de la democracia, que se aprovechan del mismo sistema para romperla a nombre de una mal llamada lucha de clases. Ojalá que el pueblo resista esas acometidas de sus verdaderos enemigos y se fortalezca el estado de derecho hasta erradicar esa peste de violencia que hoy lamentamos todos…

Los venezolanos amanecieron el lunes pasado revisando sus cuentas bancarias. El gobierno los había convertido en millonarios de un solo golpe, al aprobar un salario mínimo de 10 millones de bolívares. El gozo, lamentablemente, se fue al pozo cuando esos millones se convirtieron en unos pocos dólares que no alcanzan para comprar una harina pan, producto cuyo precio ya subió a los altares junto al nuevo Beato.

Luis Rodríguez Moreno

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios