Un billete de Bs. 20.000 tendría un valor de 6 dólares

Pacífico Sánchez | Jairo Nieto |

El dólar no oficial se ha disparado en forma vertiginosa como consecuencia de la devaluación del peso colombiano, que es utilizado en la conversión del bolívar para la compra del signo monetario estadounidense,  y la inmensa masa monetaria venezolana, que está por el orden de los 8 billones de bolívares en la calle en estos  momentos, precisó Juan José Pérez Sánchez, jefe del Departamento de Economía de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), entrevistado por EL IMPULSO.

Acerca de la devaluación del peso colombiano ha modificado el valor entre el 20 y el 30 por ciento al hacer la conversión al bolívar, el cual es afectado cuando se utiliza el signo monetario del vecino país para adquirir la divisa estadounidense.

Por otra parte, el presidente Nicolás Maduro anunció -y ya está en vigor- que a partir de noviembre, en el país, se iba a incrementar el salario, la cestaticket, las becas estudiantiles y otras obligaciones del Estado pero, la emisión monetaria se hace con promesas de pago que emite PDVSA al Banco Central de Venezuela.

 

Dinero ficticio

PDVSA está obligada a entregarle dólares al Estado venezolano a través del BCV; pero, no consigna los dólares en efectivo, sino que otorga un papel -bono, letra, pagaré- y en base a esa operación es que se emite el dinero ficticio o lo que los economistas denominan dinero inorgánico.

Una vez que se ha informado  que llegarán billetes nuevos de 5, 10, 15 y 20 mil bolívares, que entrarán en circulación, los que tienen dólares, se anticipan a esa decisión y, por supuesto, esperan vender la divisa estadounidense a precios más elevados.

 

Una montaña de billetes

Señaló que la masa monetaria que se encuentra en circulación,  ya ha alcanzado los 8 billones de bolívares. Esta situación se anticipó cuando se presentó el presupuesto de la nación.

Preguntó: ¿de dónde va a salir ese dinero para el presupuesto si no hay producción en el país? PDVSA, acotó, se presta de intermediario para crear una fábula económica y sobre esa base se ha venido formando esa montaña de billetes.

 

El precio del bolívar

Estima como negativo el control de cambio, ya que esta medida se tomó cuando había una fuga de capitales; pero, la decisión se ha prolongado innecesariamente y ha ocasionado problemas en la economía del país y, por supuesto, ha incidido en el valor de nuestro signo monetario.

Cuando se produjo esa decisión, 100 bolívares eran 25 dólares y hoy ya sabemos que el bolívar ha perdido por completo su valor.

Cualquiera palidecería al saber que cuando circulen los billetes de 20 mil bolívares, porque esta cantidad apenas reflejará unos seis dólares.

En cuanto al Dolar Today, al cual el Gobierno le achaca la culpa de la subida del signo monetario estadounidense, Pérez Sánchez  dice que el Ejecutivo busca causas extrañas para hacer ver que hay desestabilización.

Desestimó que la página del Dolar Today tenga que ver con el alza en el precio del dólar porque este portal es como una cartelera, donde se hacen anuncios de cotizaciones y más nada. Pero, hay otras once  páginas digitales  que se ocupan de esa materia, algunas de las cuales son de universidades de los Estados Unidos.

Este es un Gobierno que busca prender velas para que se opere un milagro, comentó jocosamente.

 

Utilización del dinero plástico

Al ser consultado en torno a la medida ordenada por el Ejecutivo nacional sobre los bancos, para que estos reduzcan al mínimo la entrega de dinero, Pérez Sánchez considera que lo que busca el Gobierno es estimular el uso del dinero plástico en vez del efectivo y, en cierta medida, ir reduciendo la circulación de ese enorme volumen de papel moneda en todas las operaciones que se hagan en el país.

No hay por tanto un “corralito” como el que funcionó en Argentina, ya que lo que se ha establecido es una limitación en la entrega de dinero en las entidades bancarias.

En cuanto al proceso inflacionario, expuso que en Venezuela se está dando una situación de estanflación, que se produce cuando se estanca la economía y crece exageradamente la circulación de dinero. Esto se debe a que en el país no hay suficiente producción en ninguna de las ramas de la economía porque el país está importando lo que requiere en la medida de las posibilidades, ya que el mayor ingreso se divisas se generaba por la exportación del petróleo y al caer los precios del crudo, inevitablemente, se ha reducido el ingreso de  los dólares.

 

No volverá el boom petrolero

En relación a la reunión destinada a reducir la producción petrolera con el fin de lograr un aumento en el precio del crudo, el experto manifiesta que aun cuando se hagan los mayores esfuerzos para lograr ese objetivo, el petróleo no superará los 55 dólares por barril.

Al mismo tiempo, los Estados Unidos han recurrido a la explotación del denominado petroleo esquisto, no convencional, del cual tiene grandes yacimientos, para su uso.

Por otra parte, ya la Organización de Países Exportadores de Petróleo no es el cartel que domina en el mundo, porque apenas tiene un tercio de la producción mundial y algunos de sus integrantes no están  de acuerdo con restringir la explotación del crudo.

Es por ello que el petróleo no volverá a tener los precios altos que registró en el pasado y, en consecuencia, no volverá el auge experimentado por Venezuela en los noventa.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios