Brasil no cerrará su frontera con Venezuela pese a tensiones #20Ago

AP | Foto: Archivo |

Brasil no cerrará su frontera con Venezuela pese a las tensiones que provocaron ataques contra migrantes que han arribado a la ciudad fronteriza de Pacaraima, informó el lunes el gobierno.

Cerrar la frontera es una acción ilegal y no ayudaría a aliviar la situación en la localidad fronteriza, dijo en conferencia de prensa Sergio Etchegoyen, ministro de Seguridad Institucional de Brasil.

Los residentes de Pacaraima atacaron el sábado a inmigrantes venezolanos después de que un comerciante fue asaltado, golpeado y apuñalado. Los brasileños culparon a cuatro migrantes por el ataque.

“El cierre de la frontera es impensable porque es ilegal”, dijo Etchegoyen. “La ley migratoria de Brasil dice que nos tenemos que hacer cargo de los inmigrantes y refugiados que llegan en esta condición”.

La crisis política y económica en Venezuela ha provocado que decenas de miles de venezolanos huyan de su país, llevando al límite la capacidad en las pequeñas comunidades de la región para hacer frente a la llegada de migrantes.

Unos 510.000 brasileños viven en Roraima y unos 12.000 de ellos en Pacaraima, ciudad que ha recibido cinco veces su población en refugiados venezolanos.

La gobernadora del estado de Roraima, Suely Campos, quien busca reelegirse, ha presionado al gobierno federal y a las autoridades judiciales para que cierren la frontera con Venezuela o envíen suficiente ayuda.

Campos pidió el domingo al máximo tribunal de Brasil suspender el arribo de venezolanos. No hay una fecha para que la corte decida sobre el caso, pero en abril se rechazó una petición similar.

La gobernadora pidió a las autoridades federales 45 millones de dólares para compensar el gasto que ha hecho el estado de Roraima desde 2016, cuando la crisis de refugiados alcanzó proporciones alarmantes.

En otro documento entregado a las autoridades, Campos dice que hay un riesgo de “derramamiento de sangre” en Pacaraima y que “el caos es resultado de la omisión del gobierno federal”.

Por su parte, Etchegoyen dijo que cerrar la frontera “de cualquier forma no ayudará con la situación humanitaria”. El funcionario agregó que la situación en Pacaraima se ha calmado desde el sábado, pero no ha habido arrestos.

“Esas personas serán responsabilizadas de sus actos. Aquellos que participaron en esto probablemente ahora lo lamentan”, agregó.

Por otra parte en Ecuador, el Defensor del Pueblo, Ernesto Pazmiño, dijo el lunes que pedirles pasaporte a los venezolanos es una medida cruel debido a que no llegan como turistas, sino huyendo de una tragedia humanitaria.

En declaraciones a radio Sonorama, Pazmiño manifestó que ese requisito “es un verdadero muro, como el muro que puso Estados Unidos”, en referencia a la construcción que pretende realizar el presidente estadounidense Donald Trump en la frontera con México.

“La crueldad de estas decisiones terminan generando discriminación y xenofobia”, además que va a “profundizar la tragedia humanitaria que viven”.

Miles de venezolanos cruzan suelo colombiano y llegan a puntos de migración de Ecuador, que alegando cuestiones de seguridad desde el sábado exige la presentación de pasaporte previo al ingreso. Antes podían llegar solamente portando un documento de identidad.

Lo anterior provocó confusión y que muchos venezolanos busquen de inmediato pasos ilegales para ingresar a territorio ecuatoriano para quedarse o para seguir viaje a países como Perú, Chile y Argentina.

“Si encuentran cerrada la frontera porque les piden pasaporte, buscarán pasos alternos (ilegales) y caerán en manos del crimen organizado… y vamos a tener oleadas de personas no identificadas”, advirtió Pazmiño.

El defensor dijo que viven unos 250.000 ecuatorianos que llegaron en las décadas de 1970 y 1980 durante la época de prosperidad de ese país.

La Defensoría del Pueblo presentó el viernes un pedido de medidas cautelares ante la justicia ecuatoriana para exigir que se elimine el ese requerimiento migratorio para los venezolanos argumentando el riesgo inminente de violación al derecho a la seguridad jurídica, igualdad y no discriminación.

El tiempo apremia para los venezolanos que están de tránsito por territorio colombiano y ecuatoriano, entre otras razones porque Perú anunció el viernes que también solicitará pasaportes a los venezolanos desde el 25 de agosto.

De acuerdo con cifras de Naciones Unidas, al menos 2 millones de venezolanos han abandonado su país de forma legal en los últimos diez años. Se desconoce el número de venezolanos que emigraron de manera irregular.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios