Culpan a los militares por inseguridad en Mercabar

José Manuel Zaá | Foto: Archivo |

El expresidente del Mercado de Mayorista de Barquisimeto (Mercabar), José Antonio Rodríguez, responsabilizó a “los militares” por la prostitución, explotación de menores, robos y problemas de drogas que se suscitan a diario en las instalaciones de la mencionada empresa.

Rodríguez, quien estuvo al mando de Mercabar en 2017, recordó a EL IMPULSO que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) tomaron el control del recinto en agosto de 2016, cuando el Gobierno nacional designó una autoridad única para su seguridad.

“Algunos lugartenientes de esa autoridad única se vieron involucrados en extorsión a comerciantes y fueron retirados en enero de este año. Es decir, que la inseguridad que se está prestando en Mercabar está en las manos de los militares que están apostados ahí desde septiembre de 2016”, manifestó.

Denunció que el Mayorista está funcionando a 5 % de su capacidad porque no tiene productos y, por ende, no generan ingresos.

“Esa es una empresa privada de capital público que se debe a la oferta y la demanda. Si no hay productos, no hay ingresos”, apuntó.

Afirmó que las autoridades actuales no han podido ni podrán controlar la inflación venezolana que agobia a cada sector debido a las fracasadas políticas públicas en materia económica.

“La tarifa de vehículo en el mercado cuando se entregó estaba en 500 bolívares. Hoy la tiene en 7 mil bolívares y no sabemos cuál es el destino de esos recursos.

Para agosto de 2017 un kilogramo de cebolla rondaba los 8 mil bolívares y hoy llega a costar los 160 mil bolívares.

¿Dónde está el control que puso la autoridad única? Ha habido una cantidad de desatinos por el desconocimiento del manejo de las instituciones públicas que pretenden taparlo con la mentira y echándole la culpa a la gestión pasada”, declaró.

Rodríguez respondió a unas acusaciones en su contra hechas por la actual gestión municipal, afirmando que entregó al señor Pablo Arcaya (designado director de Mercabar por Teresa Linárez en agosto de 2017) bienes y cuentas con aproximadamente 500 millones de bolívares, los cuales, a su juicio, fueron gastados sin procedimientos administrativos.

“Entregamos un listado de bienes que hasta el día de hoy, incluyendo el teléfono celular de presidencia, no han sido devueltos. Entre eso un camión 350, una moto y pare usted de contar.

Quieren achacar todos los males que consiguieron a la gestión de Alfredo Ramos sin entender que los reciben de un miembro del Psuv.

Por supuesto que el nuevo presidente no consiguió dinero si ellos mismos gastaron lo que dejamos. Uno quiere taparle al otro e inventan una sarta de mentiras para poder justificar”, aseveró.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios