Raúl Rivero encaminado a Pitcher del Año

Julio A. Fonseca | Foto: Luis Salazar |

El lanzador de los Cardenales de Lara, Raúl Rivero, es uno de los  firmes candidatos  a llevarse el premio al Pitcher del Año en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) en su temporada 2016-2017. El lanzador derecho cumplió con una soberbia actuación durante todo el año para ser el número uno en la rotación de los crepusculares por segunda zafra consecutiva.

La candidatura de Rivero la   respaldan las estadísticas conseguidas durante toda la campaña. El diestro es líder en victorias (7), en innings lanzados con 78.2, ponches (61) y segundo en el registro de la efectividad (2.17). Dejó a los bateadores contrarios con un promedio de  .245. En sus trece salidas trabajó cinco o más episodios y en tan solo dos de ellas le anotaron cuatro carreras, tope máximo permitido y fue el 10 de noviembre ante Caribes (su única derrota) y el 20 de diciembre ante el Zulia.

En tres de las 13 salidas llegó al séptimo capítulo completando una zafra redonda para los locales. Rivero cumplió su décima  temporada con los pájaros rojos y su segunda en la que supera  las 70 entradas trabajadas y es la cuarta ocasión que termina la ronda regular con menos de tres en el promedio de carreras limpias. Anteriormente lo había conseguido en la zafra 2008-2009 (2.22), 2009-2010 (2.91) y 2015-2016 con (2.03).

El último lanzador en llevarse tal distinción en dos años consecutivos fue Edwin Hurtado en la 2000-2001 y 2001-2002, precisamente con la camisa de los pájaros rojos. Así que Rivero tiene una muy buena opción de alcanzar la distinción. Para emular  a Hurtado solo habrá que esperar la votación final.

 

Contendor escualo

En la cera del frente como contendor al lanzador del año Rivero, tendrá al derecho de los Tiburones de la Guaira William Cuevas, quien cerró un año con números que lo colocan a la par del serpentinero Cardenal.

Cuevas no terminó la ronda regular pero dejó el mejor registro de efectividad con 2.08, segundo en el apartado de ponches (58), mientras que los contrarios le batearon para un pírrico .197 de average.

Son dos lanzadores con un récord impresionante para los lanzadores criollos que esta temporada fueron la vedette del campeonato, que ahora cumplirá descanso para dar inicio al round robin el próximo 3 de enero.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios