FOTOS: Disfraces con reciclaje en estos carnavales

Mariángel Massiah | Fotos: Daniel Arrieta |

La fiesta del Carnaval iniciará este domingo, tres días antes del tiempo de cuaresma. A pesar de que en la entidad se perdió la costumbre de celebrar esta colorida fiesta con conciertos, desfiles repletos de carrozas y comparsas, a causa de la crisis económica que se vive en el país, el espíritu festivo en la colectividad no se ha perdido.

Días previos a esta festividad, las diferentes escuelas y liceos de la ciudad realizan concursos de disfraces y cortos desfiles. Es decir, que en estos últimos días representantes se han enfocado en conseguirles un disfraz a los más pequeños para que no se interrumpa una costumbre que ha perdurado con los años.

La rutina de este año, a diferencia de los pasados, es que los padres no van de tienda en tienda en busca del disfraz más económico; en esta ocasión, los puestos más visitados son librerías, papelerías y ventas de telas porque en este año se pusieron de moda los disfraces ecológicos. Trajes elaborados con papel crepe, cartulina, cartón y mucha creatividad.

Fue una iniciativa que acataron los docentes del liceo Miguel José Sanz que incentivaron en los representantes la creatividad y el uso de materiales que se encuentran en toda casa y que personas acostumbran a botar como cartones, plásticos, bolsas y papeles.

Los disfraces de cada estudiante fueron guiados por docentes y elaborado por los representantes junto a los niños. Los vestuarios se enfocaron en el cuidado del medio ambiente, la vegetación y la importancia de las comidas saludables. En el desfile se podían observar niños con trajes de frutas, vegetales y comida chatarra; todos realizados de manera ecológica.

“Es un auxilio para los padres porque queremos mantener el carnaval sin dejarnos llevar por la crisis y darle a los muchachos ese momento de alegría, disfrute y colorido, mientras se resalta el cuidado del ambiente y el reciclaje”, expresó la subdirectora de la casa de estudio, Nery Hurtado.

De esta manera, Sheily Gonzalez, disfrazó a su hija como una pera, con cartón y pega que tenía en su casa y, lo único que compró fue un papel crepe color verde que le salio en 600 bolívares.

En tanto, Karina Peraza, relata que su hija estudia en un colegio en el cual cada año eligen un temática para disfrazar a los niños y celebrar el carnaval. Para este año, el tema fue de safari. Peraza asegura que deseaba que su hija celebrará el carnaval pero casi no contaba con recursos para comprar un disfraz, razón por la cual decidió usar una legis de animal print que tiene su hija, comprar un cuarto de metro de tela para hacer una camisa y un cintillo.

Con esos elementos logró finalizar el traje de su hija, tan solo gastando 5.000 bolívares.

Evidentemente, los precios de disfraces en el mercados eran exuberantes. En las puesto informarles los trajes cuestan en aproximado 15.000 bolívares y en las tiendas 33.000.

Como muestra de esto, Johana Vásquez, vendedora de trajes destacó que para este año las ventas habían disminuido más del 50 % en comparación con el 2016.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios