CDH UCAB rechaza la criminalización de organización humanitaria de Trinidad y Tobago

Juan Carlos Salas | Foto: Archivo |

Mediante un comunicado público, el Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH UCAB) expresó su rechazo a señalamientos por parte de diversos medios oficialistas venezolanos en contra de la organización Living Water Community, que brinda asistencia a solicitantes de refugio en Trinidad y Tobago.

“En un intento por reducir la gravedad del significado de la deportación de 82 venezolanos – un hecho sin precedentes que tuvo lugar el pasado 22 de abril – medios oficialistas de Venezuela se han dedicado a atacar con graves y falsas acusaciones a la organización Living Water Community llegando a sugerir que ésta contribuye al tráfico de personas al no cumplir con los requisitos para el trámite de refugio ante la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)”, expresan.

En este sentido, aclaran que la organización Living Water Community fue fundada en 1975 como comunidad eclesial católica en Trinidad, donde sirve como agencia de apoyo de ACNUR para el trámite de solicitudes de refugio de personas que requieren esa condición en Trinidad Tobago.

Resaltan que por su trayectoria, Living Water Community tiene un amplio reconocimiento internacional, habiendo participado en la última serie de discusiones temáticas sobre un Pacto Mundial sobre Refugiados que tuvo lugar en Ginebra en noviembre de 2017, bajo los auspicios de ACNUR.

“Es preocupante ver cómo, en su afán por restar importancia a los graves problemas que enfrenta Venezuela en materia humanitaria y de derechos humanos, medios oficialistas pretendan ahora descalificar a organizaciones de otros países, tal como lo han hecho durante años en contra de las ONG venezolanas”, afirmó Eduardo Trujillo, director del CDH UCAB.

Aseguran además que la obligación del Estado venezolano es proteger a sus ciudadanos frente a este tipo de estructuras criminales, mediante la creación de condiciones que hagan innecesaria la migración forzada.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios